Publicado 08/04/2021 15:05CET

Adelante pide a la Junta un listado de los centros educativos de la provincia de Sevilla con amianto

Archivo - Sevilla.- Cvirus.-Adelante afea a la Junta que se limite a poner a la Guardia Civil "a la entrada y salida" de Casariche
Archivo - Sevilla.- Cvirus.-Adelante afea a la Junta que se limite a poner a la Guardia Civil "a la entrada y salida" de Casariche - ADELANTE SEVILLA - Archivo

SEVILLA, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

El diputado de Adelante por la provincia de Sevilla ha pedido a la Junta de Andalucía un listado de los centros educativos que siguen con amianto en sus infraestructuras, al tiempo que ha solicitado información a la Consejería de Educación y Deportes sobre las partidas presupuestarias destinadas para su retirada.

La uralita, marca comercial del amianto, está prohibida en España desde 2002 y, "sin embargo, miles de instalaciones siguen manteniendo estructuras infestadas por este cemento fibrado, un material altamente peligroso si se manipula y extiende al
ambiente y especialmente perjudicial cuando finaliza su vida útil, cifrada entre 30 y 35 años, porque a partir de ahí puede empezar a liberar partículas", detalla la formación en una nota de prensa.

En este sentido, el diputado por Sevilla ha destacado que "es, además, muy preocupante ya que este material fue muy utilizado en los centros escolares". Por ello ha presentado una iniciativa a la Consejería competente en la que recuerda
que en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) de 12 de julio de 2016 "vienen recogidas las actuaciones a realizar para retirar el amianto de los centros educativos".

Sánchez ha reclamado al Gobierno andaluz conocer "cuánto se ha gastado realmente de la partida de 60 millones de euros prevista hasta 2020". El amianto se prohibió en 2002 "pero con esto no está todo solucionado, ya que a partir de ahí hace falta que se erradique por completo su presencia", ha asegurado.

El diputado ha subrayado, además, que ya existen sentencias al respecto, que han
obligado a pagar a trabajadores de fábricas de uralita, pero también a vecinos que
vivían cerca y cuya salud se vio afectada por el polvo de asbesto arrojado al entorno.

"En este caso estamos hablando de la salud de nuestros niños y de la comunidad educativa, que pasan más de cuarenta horas a la semana bajo estas infraestructuras, lo que nos obliga a ser muy escrupulosos y retirar dicho material", ha añadido. Asimismo, "la retirada del amianto de los centros escolares debe realizarse, por la peligrosidad del material manejado, en las épocas en que el alumnado no esté asistiendo a clase".

Contador