Actualizado 05/11/2020 11:54 CET

Desarticulada en Sevilla una banda que estafaba a hosteleros simulando trabajar en empresas de luz o agua

Agente de la Guardia Civil
Agente de la Guardia Civil - GUARDIA CIVIL

SEVILLA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

la Guardia Civil ha identificado a cuatro personas de nacionalidad española y una rumana como presuntos autores de delitos de estafa, blanqueo de capitales y pertenencia a grupo criminal, que actuaban en todo el territorio nacional --en La Rinconada, entre otros municipios-- "simulando pertenecer a empresas suministradoras de servicios de luz, gas o agua".

La investigación, iniciada a principios de año por agentes del equipo de Patrimonio de la UOPJ de Sevilla, ha permitido el esclarecimiento de cutro delitos de estafa, tres de ellos en la mencionada localidad, y uno en Tres Cantos (Madrid); otro de blanqueo de capitales y además, el de pertenencia a grupo criminal, detalla en un comunicado.

La banda, plenamente jerarquizada y con reparto de funciones, estaba ubicada en una zona concreta de la Comunidad de Madrid, y estaba especializada en estafar importantes sumas de dinero mediante el engaño a empresarios del sector de la hostelería, principalmente, "a los que aprovechando las horas de máxima afluencia de público a sus locales, les realizan llamadas telefónicas, haciéndose pasar por empleados de compañías suministradora de fluido eléctrico, gas o agua".

En este sentido, "hacían creer a los dueños de los negocios que tenían recibos sin pagar y amenazando con el corte inmediato del suministro si no hacían frente al pago de dichas facturas". Las victimas no dudaban en "abonar rápidamente" las cantidades económicas. Posteriormente, cuando realizaban las comprobaciones oportunas, es cuando se daban cuenta de que, efectivamente habían sido engañados y estafados, en la mayoría de los casos con importantes sumas de dinero.

Para llevar a cabo este tipo de estafas, los autores contaban con
personas que disponían de cuentas corrientes a su nombre, en la mayoría de los casos esas cuentas se abríann exclusivamente para realizar las estafas y una vez obtenido el dinero se cerraban o se quedaban sin saldo.

En la mayoría de estos casos los teléfonos móviles eran puestos a nombre de personas a las que les habían robado sus documentos de identidad o bien a nombre de personas extranjeras a las que era imposible localizar.

La Operación, denominada 'Tantudem', se halla judicializada en Sevilla, continúa abierta y no se descartan localizar a más victimas.

Contador

Para leer más