Detenido en Bormujos tras ser retenido por 70 vecinos por herir a una mujer y a su hijo

Actualizado 05/11/2018 15:40:24 CET

BORMUJOS (SEVILLA), 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Bormujos (Sevilla) ha detenido el fin de semana a dos hombres acusados de presuntos delitos de violencia de género, uno de los cuales fue retenido por unas 70 personas en el entorno de la vivienda de la víctima y después de que también ocasionara daños al hijo de ésta, mientras que en el segundo de los casos la mujer fue agredida en el establecimiento de hostelería en el que trabaja, donde recibió un puñetazo en el pecho.

Según ha detallado en una nota de prensa el Ayuntamiento de la citada localidad, el primer caso se produjo el sábado a las 23,00 horas cuando se alerta a la Policía Local de que un grupo de unas 70 personas se encuentra en la vía pública reteniendo a un hombre que presuntamente ha agredido a una mujer en su vivienda.

Tras acudir al lugar, los agentes comprueban que la víctima se halla tumbada en el suelo y el hombre trata de marcharse en su vehículo, por lo que es detenido. Además, contrastan el suceso con la versión del hijo de la víctima, menor de edad y que trató de proteger a su madre del detenido en el momento de la agresión, por lo que tuvo que ser atendido en el Hospital San Juan de Dios del Aljarafe.

La mujer recibió atención sanitaria en el mismo lugar de los hechos, mientras que el hombre fue trasladado al cuartel de la Guardia Civil de San Juan de Aznalfarache (Sevilla) por un presunto delito de violencia de género.

El segundo caso se registró con la detención de un hombre a raíz de una denuncia de una mujer que, según su relato, fue agredida por su expareja cuando se encontraba en el establecimiento de hostelería en el que trabaja.

La víctima aseguró que fue advertida por sus compañeros de la presencia del agresor y, cuando se dirigía a él para preguntarle el motivo de su presencia en el local, éste le habría respondido propinándole un puñetazo en el pecho, a consecuencia del cual sufrió un mareo por el dolor causado.