Actualizado 30/05/2013 15:51 CET

Fomento confía en acordar "en unos días" el rescate de autopistas en problemas, entre ellas la Vera-Cartagena

Este viernes recibe la respuesta del secto a su propuesta de pasar las vías a una empresa pública

MADRID/SEVILLA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Fomento confía en alcanzar "en los próximos días" un acuerdo con constructoras y concesionarias sobre la constitución de una empresa pública que rescate a la decena de autopistas de peaje que actualmente afrontan un riesgo de quiebra, entre las que se encuentran la que conecta el municipio almeriense de Vera con Cartagena (Murcia).

Así lo ha indicado el secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá, quien ha solicitado a las empresas "un esfuerzo de sacrificios y renuncias" para pactar una solución al problema de estas vías que garantice la viabilidad del sistema concesional español, "referente mundial".

Durante su intervención en los desayunos de 'Executive Forum España', Catalá ha confirmado que Fomento trabaja para que las concesionarias y las constructoras traspasen las nueve autopistas en problemas a la nueva sociedad pública, en la que contarán con una participación, para, posteriormente, "refinanciar" la deuda que suman sus sociedades concesionarias, que asciende a más de 3.500 millones de euros.

Según han indicado a Europa Press en fuentes del sector, los actuales titulares de las autopistas se repartirán un 20 por ciento del capital de la nueva sociedad, dependiente de Fomento, que 'nacerá' con un valor de 608 millones de euros.

Catalá ha anunciado que este viernes, 31 de mayo, está previsto que el sector remita a Fomento su respuesta sobre el proyecto de empresa pública que el Ministerio les presentó hace unas semanas. "En los próximos días saldrá una solución acordada por todos", aseveró.

Por ello, el 'número dos' de Fomento ha hecho un llamamiento al sector, dado su convencimiento de que el traspaso de las vías a una empresa pública es una solución "compleja, pero viable", aunque su puesta en marcha requiere "renuncias y sacrificios" de todas las partes.

FINANCIACIONES "MUY AGRESIVAS".

"Es responsabilidad de todos lograr cuanto antes una solución que otorgue estabilidad al sistema de concesiones", ha asegurado Catalá, que además considera que su problema tiene "causas muy diversas". "Deriva de la caída del tráfico, de las expropiaciones, pero también alguna concesionaria suscribió estructuras de financiación muy agresivas que hoy se plantean como insostenibles", ha apuntado.

El problema de las autopistas afecta a 52 entidades financieras, diez constructoras y "miles de ciudadanos que resultaron expropiados para construir las vías y aún no han recibido su dinero", según ha señalado Catalá. "La credibilidad del sistema concesional está en juego y entre todos debemos encontrar la solución", ha reiterado el Secretario de Estado.

Entre la decena de autopistas de peaje que actualmente afrontan un riesgo de quiebra figuran las radiales de Madrid, la que conecta con el aeropuerto de Barajas, la Ocaña-La Roda, la Madrid-Toledo o la Cartagena-Vera. De ellas, cinco están en concurso de acreedores.