Libreros alertan sobre posibles incumplimientos en la gestión de los 'cheque-libros' por parte de AMPA y colegios

Publicado 20/06/2015 11:05:18CET

SEVILLA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Federación Andaluza de Libreros (FAL) ha iniciado una campaña informativa a padres de alumnos, colegios y Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (AMPA), a los que solicita su colaboración y explica las pautas para el "respeto de la legalidad" y normativas tributarias y de comercio en relación a la gestión de los 'cheque-libros', cuyo posible incumplimiento ha detectado en varios casos.

Ya la presidenta de la Asociación Independientes de Libreros y Papeleros de Andalucía (Asilipa), Carmen Cordero, daba cuenta a Europa Press del inicio de cauces legales por parte de profesionales de Córdoba y Málaga por la situación que vive este segmento y, de manera particular, por las actividades comerciales "ilícitas" que, aseguran, se están dando en centros educativos sostenidos con fondos públicos que amparan la compra y venta de libros de texto y lecturas complementarias, así como de material escolar.

Recuerda la FAL que en las instrucciones de la Dirección General de Participación e Innovación Educativa sobre el programa de gratuidad se indica claramente que no está permitida la gestión de los 'cheque-libros' por parte de AMPA, asociaciones o los propios docentes.

Desde el sector de los libreros se recuerda que quienes están legalmente capacitados para la venta son "las librerías que libremente eligen los padres". En palabras del presidente de la federación, Juan García, "solicitamos la colaboración de padres de alumnos en defensa de sus propios intereses y los de sus hijos, pues no es función propia de centros sostenidos con fondos públicos obtener beneficios con la venta de productos", e insiste en que es obligatoria "la entrega de los 'cheque-libros' de manera individual y directa a los padres".

"Cumplir con los requisitos para la venta es la garantía necesaria para el respeto a los padres como consumidores", señala la FAL, que agrega que la irregularidad en esta actividad genera su desprotección al no facilitárseles el correspondiente ticket o justificante de compra, o no disponer de hojas de reclamaciones y cartel que lo anuncie, "lo que dificultaría a los padres de alumnos posibles devoluciones o reclamaciones".

Esta actividad, "en desleal competencia", causa "serios problemas" en las librerías "que sí atienden debidamente sus obligaciones tributarias y pago de impuestos".