Actualizado 12/04/2020 14:42 CET

Policía Local de Sevilla cierra la Semana Santa con 1.400 multas, una 1.200 a peatones y más de 200 a conductores

Agentes de la Policía Local de Sevilla realizan tareas de vigilancia para el cumplimiento de las medidas establecidas en el decreto de alarma por el coronavirus
Agentes de la Policía Local de Sevilla realizan tareas de vigilancia para el cumplimiento de las medidas establecidas en el decreto de alarma por el coronavirus - EMERGENCIAS SEVILLA

Sigue en directo la última hora sobre el coronavirus en España y en el mundo

SEVILLA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El dispositivo del Ayuntamiento de Sevilla ante el coronavirus (Covid-19) ha cerrado la Semana Santa con 29.500 actuaciones de la Policía Local, entre ellas, a la espera de los datos del Domingo de Resurrección, 13.869 controles a vehículos, 8.701 personas identificadas que estaban en la vía pública y 1.400 denuncias, de las cuales 1.187 fueron por distintas infracciones en el decreto de alarma y 209 por circular en vehículo sin justificación adecuada.

Según explica en una nota de prensa el delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, durante esta Semana Santa han garantizado con un dispositivo coordinado la atención social, la continuidad de los planes de desinfección, la distribución de material y el control por parte de la Policía Local del decreto de estado de alarma. "Esto ha sido posible gracias al civismo mostrado por la mayor parte de la población sevillana y al esfuerzo y profesionalidad de todas las personas de los sectores público y privado y de entidades que han participado en los distintos dispositivos", añade.

El dispositivo de la Policía Local, compuesto por más de 110 unidades, cerró la jornada del Sábado Santo con 3.436 actuaciones y un total de 198 denuncias. Concretamente, se revisaron 1.548 vehículos en 24 controles simultáneos en la ciudad con el resultado de 44 denuncias por circular sin justificación.

En la vía pública fueron identificadas 1.078 personas y se formularon 146 denuncias por incumplir las restricciones establecidas en el decreto del estado de alarma. Por último, tras la inspección de 60 establecimientos se registraron ocho denuncias por distintas infracciones. No hubo detenciones, pero sí se abrieron diligencias a dos personas por desobediencia. La primera, de 29 años caminaba sin motivo alguno a las 1,00 horas, y a un hombre de 30 años que hacía lo mismo en otro barrio a las 23,00 horas.

En el marco de este plan de control se practicaron además dos detenciones, uno por reclamación judicial y el segundo por detención ilegal y violencia de género tras denunciar su pareja que llevaba encerrada en una vivienda contra su voluntad durante varios días y haber sido agredida. Junto a estas actuaciones, se abrieron diligencias a un individuo por conducir sin permiso y se formularon 38 denuncias de tráfico.

Este dispositivo se realiza en coordinación con la Delegación del Gobierno y participan la Policía Local, Policía Nacional, Servicio de Prevención y Extinción de Incendios, Protección Civil y Centro de Coordinación Operativa (Cecop). Concretamente, el centro de control de la Policía Local registró un total de 338 incidencias, bomberos acumuló 12 salidas; Protección Civil realizó 82 actuaciones de apoyo logístico, la Umies realizó 44 atenciones y el Cecop registró 46 incidencias.

El plan de desinfección continuó a través de la empresa pública de limpieza (Lipasam), con 68 servicios de baldeo con desinfectante en la ciudad distribuyendo un millón de litros de agua con hipoclorito y por parte del zoosanitario con actuaciones en vehículos y parques de Bomberos. Además se continuó con el reparto entre servicios y a entidades de equipos de protección coordinado desde Protección Civil y desde el zoosanitario.

El Ayuntamiento ahonda en que la atención social ha estado garantizada durante la Semana Santa a través del dispositivo especial puesto en marcha por el Consistorio en coordinación con entidades y otras administraciones.

Así, el contrato de refuerzo de garantía alimentaria para unidades familiares, especialmente diseñado para personas que han entrado en situación de vulnerabilidad con motivo de la crisis sanitaria, ha alcanzado ya las 4.000 unidades atendidas. Este contrato se ha sumado al resto del dispositivo ya existente por parte del Ayuntamiento y distintas entidades que trabajan de forma coordinada en toda la ciudad y especialmente en los barrios con necesidad de transformación social.

Para leer más