El protocolo municipal ante episodios de contaminación del aire incluye restricciones de tráfico y en las obras

Contaminación
JACK FRENCH/CC BY-NC 2.0
Publicado 26/09/2018 14:39:24CET

SEVILLA, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Sevilla ha presentado este miércoles un protocolo de actuación ante episodios de contaminación del aire de la ciudad, que recoge una batería de medidas como restricciones de tráfico, información a la ciudadanía o limitaciones de elementos contaminantes en obras o edificios municipales, que se activarán en caso de que se superen los niveles fijados en el documento de contaminación en el aire.

La edil de Relaciones Institucionales, Carmen Castreño, ha informado este miércoles en rueda de prensa de que se trata del "primer" protocolo municipal en la materia, y será debatido en el pleno ordinario de este viernes.

El protocolo, según ha detallado, divide la ciudad en seis zonas en función de las estaciones de medida de la red de calidad del aire de Sevilla. Para todas ellas, se consideran tres tipos de situaciones (preaviso, aviso y alerta) en función de los umbrales de superación de Ozono o NO2 (provocados principalmente en el caso de Sevilla por las altas temperaturas o el tráfico); de S02; de CO o de PM10 (provocadas ésta última por las intrusiones de masas saharianas).

Para cada una de estas situaciones, se establecen una batería de medidas de distintos ámbitos que se aplicarán exclusivamente en la zona en la que se hayan detectado la superación.

En este sentido, en las situaciones de preaviso se iniciará un proceso de información a través de la página web y los medios de comunicación de una situación de superación y de contaminación atmosférica, indicando la zona en la que se ha detectado.

RESTRICCIONES DE TRÁFICO

Cuando se alcance la situación de aviso, se establecerá una batería de recomendaciones a la población, se ampliará la información sobre efectos de la contaminación en el aire sobre la salud así como un seguimiento continuo de la evolución, se lanzará una campaña de comunicación sobre las limitaciones existentes de circulación y se realizará un llamamiento al uso del transporte público.

Además, se establecerá una limitación de velocidad en la zona afectada por la activación del protocolo, se prohibirá el acceso de vehículos pesados entre las 7 y las 9 y entre las 18 y las 21,00 con excepción de vehículos no contaminantes, se reforzarán todas las líneas de transporte público y se considerará la prohibición de acceso de vehículos no residentes o con más de dos ocupantes en la zona afectada.

En las situaciones de alerta, finalmente, se limitará la velocidad también en zonas adyacentes, se prohibirá el acceso de vehículos salvo residentes, se prohibirá el acceso de vehículos pesados a la zona durante todo el día, se prohibirá el estacionamiento de coches no residentes en zonas ORA, se establecerá una limitación en la actividad de obras que puedan generar contaminación atmosférica y se limitará el uso de calefacción por combustibles fósiles en edificios municipales.

En el marco de la elaboración de este protocolo, según el Ayuntamiento, fueron realizadas simulaciones en varias de las estaciones de medición existentes en la ciudad de acuerdo con los datos de 2017, para evaluar en cuántas ocasiones se habría activado este protocolo. En el caso de Santa Clara, se produjeron nueve situaciones de aviso y un preaviso; en Los Príncipes hubo ocho situaciones de aviso y una alerta por una obra y en Bermejales hubo dos preavisos.