Publicado 31/08/2020 16:58:35 +02:00CET

Satse dice que el brote de Vitalia dejó "bajo mínimos" las Urgencias de Mairena (Sevilla) por falta de planificación

Centro Vitalia de Mairena del Aljarafe
Centro Vitalia de Mairena del Aljarafe - EUROPA PRESS

SEVILLA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El sindicato de enfermería Satse ha denunciado este lunes que el pasado sábado se encomendó a enfermeras del centro de salud de Mairena del Aljarafe las pruebas PCR ordenadas a la comunidad del centro de personas mayores Vitalia de dicho municipio, donde ha surgido un brote con nueve residentes infectados y dos empleados también positivos, así como la muerte de una de las residentes. Tal extremo, según el sindicato, dejó "bajo mínimos" el punto de Urgencias de dicho centro de salud.

Para SATSE, este caso deja "en evidencia la improvisación con la que actúan desde la Consejería de Salud y Familias y el Servicio Andaluz de Salud (SAS) al no tener prevista una dotación de enfermería para apoyar a los centros sociosanitarios sin necesidad de mermar la atención urgente del resto de la población".

Según el Satse, las pruebas PCR "son necesarias y pertinentes y deben de realizarse por profesionales sanitarios, enfermeras preferentemente, destinados de forma específica a la atención en centros sociosanitarios en esta pandemia del Covid, pero en ningún caso a costa de encomendar a los profesionales de urgencias que dejen su puesto de trabajo mermando la atención".

"Es inadmisible que deriven a profesionales de Urgencias a realizar esta labor a un centro sociosanitario que, tras meses de pandemia, debía estar organizado y preparado con una dotación específica de personal", indica el sindicato precisando que el Distrito Sanitario tenía desde el viernes ya conocimiento de los casos de la residencia de Vitalia y debía haber previsto recursos independientemente de la atención urgente del centro de salud de Mairena.

Todo esto, detalla Satse, derivó en una "saturación" de los profesionales del punto de urgencias de Mairena del Aljarafe, que tuvieron que continuar realizando su labor pero con una plantilla "mermada". Por eso, el sindicato ha anunciado que denunciará ante la Inspección de Trabajo esta situación, por el riesgo para la salud laboral de los profesionales.

Concluye el sindicato denunciando que "es intolerable que tras meses de pandemia por la Covid-19, la Consejería de Salud y Familias y el SAS sigan tratando de transmitir a la población que está todo controlado cuando, lo cierto es que continúa la improvisación, falta de organización y ausencia de protocolos, así como la sobrecarga de tareas".

Contador

Para leer más