España redujo hasta el 4% su ratio de préstamos dudosos en el tercer trimestre de 2018

Publicado 12/06/2019 13:22:23CET

BRUSELAS, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

La proporción de préstamos dudosos en España se redujo siete décimas en el tercer trimestre del pasado año con respecto al mismo periodo del año anterior, hasta el 4% frente el 4,7% registrado un año antes, según un informe publicado este miércoles por la Comisión Europea a partir de datos del Banco Central Europeo (BCE).

La ratio de préstamos dudosos (NPL, por sus siglas en inglés) se sitúa por tanto por encima de los datos de Alemania (1,6%) y Francia (2,8%), pero es bastante inferior a la proporción de préstamos morosos de Italia (9,5%), el país con mayor nivel de NPL de las cuatro grandes economías de la eurozona.

Grecia, sin embargo, es el país con mayor número de préstamos dudosos (43,5%), a pesar de haber reducido el ratio en casi tres puntos porcentuales. Tras Grecia se sitúa Chipre, con un 21,8% tras haber disminuido en casi diez puntos su ratio. El tercer país europeo con un mayor número de NPL es Portugal (11,3%).

Con respecto a los préstamos morosos en manos de instituciones financieras, la ratio en España es del 5,1%, mientras que el nivel de provisiones se sitúa por encima de la media europea y alcanza el 63%, frente al 59,4% de todo el bloque comunitario.

Estos datos forman parte del cuarto informe de la Comisión Europea sobre préstamos dudosos en la UE. El volumen total de NPL en el bloque comunitario es de 786.000 millones de euros después de haber eliminado 112.000 millones en los últimos tres años (entre ellos, 82.000 millones en Italia, 24.000 millones en Portugal y 6.000 millones en Chipre.

Sin embargo, el Ejecutivo comunitario subraya en el documento que ni las instituciones de la UE ni los Estados miembros deben reducir sus esfuerzos para seguir recortando el volumen de estos activos tóxicos.

"La reducción de NPL en los últimos años se ha beneficiado de los vientos de cola de una coyuntura económica fuerte. Mantener los esfuerzos colectivos permitirá que los préstamos dudosos sean eliminados de la manera más decisiva posible, incrementando así la resiliencia ante crisis potenciales en el futuro", destaca el texto.

En esta misma línea, Bruselas ha advertido de que los préstamos dudosos siguen representando un riesgo para la viabilidad de los bancos más expuestos, así como para el crecimiento económico y la estabilidad financiera en algunos Estados miembros.

Por eso, entre otras aspectos, ha señalado que unos marcos de insolvencia "eficientes y predecibles" son "clave" para ayudar a las entidades bancarias a reducir su stock de NPL y para evitar su acumulación en el futuro. La institución comunitaria ha añadido que el desarrollo "sostenido" de los mercados secundarios son también un "factor vital".

Contador

Para leer más