Axesor eleva una décima, hasta el 2,3%, la previsión del PIB para 2019

Publicado 28/02/2019 11:44:57CET

La inestabilidad política acabará afectando negativamente al crecimiento potencial

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

La agencia de rating Axesor ha revisado al alza su previsión de crecimiento económico para este año situándola en el 2,3%, frente al 2,2% previsto inicialmente, y para el año 2020 la previsión de crecimiento es del 1,9%, según el resumen trimestral de coyuntura económica realizado por la entidad.

Este incremento en la previsión de crecimiento económico para este año se debe al impulso del cuarto trimestre observado en 2018. Sin embargo, la agencia ha indicado que la previsión es de "paulatina moderación de los ritmos de avance, debido al menor dinamismo de los mercados de exportación".

En cuanto al déficit público, Axesor estima que este año será del 2,4% y bajará al 2% en 2020, debido al rechazo a la aprobación de los Presupuestos Generales, mientras que la previsión de paro se sitúan en el 13,9% en 2019 y en el 12,7% en 2020. Sobre el Índice de Precios al Consumidor (IPC) la estimación es del 1,1% para este ejercicio y del 1,2% para el próximo.

En el cuarto trimestre del año precedente, así como en enero de 2019, cayeron las ventas de coches por la nueva regulación de emisiones, por lo que la previsión sobre la formación bruta de capital fijo de Axesor es más débil para 2019 y 2020. De este modo, la inversión también se ralentizará debido al empeoramiento de las perspectivas exportadoras.

Además, el menor dinamismo de la creación de empleo, la reducida tasa de ahorro, el moderado pero paulatino ascenso de los tipos de interés y las limitaciones al gasto público derivadas del déficit harán difícil el crecimiento de la demanda interna en 2020.

Axesor ha indicado que "de momento, la inestabilidad política no está teniendo impacto en el crecimiento del PIB, ni del empleo, ni en la prima de riesgo, pero a medio plazo esa incertidumbre acabará afectando negativamente al crecimiento potencial".

En el plano exterior, la guerra comercial entre Estados Unidos y China, así como el elevado nivel de endeudamiento de la economía mundial y la situación de un Brexit desordenado, llevarán a una crisis de confianza con un parón en el crecimiento más intenso del esperado. "La economía española no está bien preparada para esta situación", subraya.

Para leer más