Publicado 29/06/2022 10:31

Montero pide a Vox que no hable de gastos impropios porque su líder ocupó un "chiringuito" creado para él

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en una sesión plenaria en el Congreso de los Diputados.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en una sesión plenaria en el Congreso de los Diputados. - Alejandro Martínez Vélez - Europa Press


MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha indicado este martes a Vox que no puede hablar de gastos públicos impropios porque su líder, Santiago Abascal, ocupó un "chiringuito" creado expresamente para él.

Montero, que respondió en el Congreso a una pregunta del diputado de Vox, José María Figaredo, sobre el aumento del gasto público, aseguró que la única formación política que no puede hablar de gastos improductivos es Vox, porque "el señor Abascal ha sido conocido porque era el único integrante de un chiringuito que se hizo expresamente para él". "Uno predica dando trigo", le indicó la ministra.

Así, le reprochó que en Castilla y León, donde Vox ocupa una Vicepresidencia y varias consejerías, han aumentado el gasto en asesores un 33% y el número de altos cargos ha pasado de 81 a 99. "Hágaselo mirar", espetó al diputado, tras indicarle que la Vicepresidencia que ocupan "no tiene ningún tipo de función".

El diputado de Vox, en cambio, acusó a la ministra de Hacienda de tener el Gobierno "más caro de la historia de España", con la creación de direcciones generales "para amigos íntimos del presidente del Gobierno", que ha colocado en empresas públicas a sus jefes de Gabinete o a compañeros de partido.

"Dilapidan, gastan y tiran el dinero de los españoles, y en esta situación de gasto descosido y descontrolado, España se encuentra en una situación complejísima", subrayó el representante de Vox, que recordó la subida de tipos de interés, al aumento de la inflación o el alza de la deuda pública.

Por ello, pidió al Ejecutivo que "dejen de gastar en tonterías, en marketing y en sueldos a sus amigos" y dediquen el dinero a las cosas que realmente son importantes y garantizan la igualdad de los españoles.

Ante esto, Montero replicó que detrás de las palabras de Vox no hay un intento de buscar la eficiencia en el gasto público, sino de generar un "caldo de cultivo" para "imponer su agenda ideológica", que pasa por negar la diversidad "en esta semana del orgullo" o la dignidad de las mujeres y su igualdad real.

"Solamente decirle que el 80% el dinero del presupuesto de España se destina al bienestar y, por tanto, a la provisión de los servicios públicos que nos permiten en lo básico ser todos iguales", reiteró.