Actualizado 31/05/2007 14:01 CET

Economía/Macro.- La pujanza de la inversión y la industria se mantuvo en el segundo trimestre, según el Banco de España

Constata una desaceleración del crédito solicitado por familias y empresas en abril por la subida de tipos

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

La inversión en bienes de equipo ha seguido mostrando una "gran fortaleza" al comienzo del segundo trimestre del año, mientras que el sector industrial ha mantenido en este mismo periodo el "dinamismo" registrado los meses precedentes, según indica el Banco de España en su último Boletín Económico.

La autoridad monetaria señala que la utilización de la capacidad productiva del sector industrial se incrementó en el segundo trimestre del año, alcanzado su máximo valor desde 1989. Además, añade que el indicador de disponibilidades de bienes de equipo con información parcial hasta marzo continuó experimentando un crecimiento "muy intenso".

Del mismo modo, afirma que la información coyuntural disponible del segundo trimestre también apunta al mantenimiento del dinamismo industrial, como lo indica tanto la mejora de la cartera de pedidos, como la evolución del Indice de Producción Industrial, el indicador de confianza del sector o la afiliación a la Seguridad Social en esta actividad.

En cambio, el Banco de España no ve una tendencia clara en la evolución del consumo privado, dado que, por un lado, el indicador de confianza de los consumidores retrocedió en abril y las matriculaciones de automóviles continuaron mostrando registros negativos, pero por otro lado, las ventas interiores de bienes y servicios de consumo de las grandes empresas mostraron una "gran pujanza" al final del primer trimestre.

PÉRDIDA DE DINAMISMO DE LA CONSTRUCCIÓN.

Por otro lado, indica que la información disponible del sector de la construcción sugiere, en general, una "pérdida de dinamismo" al comienzo del segundo trimestre del año. Así, el número de afiliados de esta actividad se desaceleró en abril, al tiempo que los visados de obra nueva de viviendas registraron en enero y febrero un retroceso.

El Banco de España atribuye este retroceso a la entrada en vigor del Código Técnico de Edificación, que originó una cierta anticipación de los visados en el tercer trimestre de 2006. En cualquier caso, apunta que el número de visados aprobados a lo largo del pasado año permitirá mantener un comportamiento "dinámico" de la edificación residencial en 2007. "Este también es el caso de la obra civil", añadió.

En cuanto al empleo, indica que ha continuado mostrando un "gran dinamismo" en los indicios del segundo trimestre del año, aunque ha dado muestras de "una ligera moderación" respecto a las tasas de crecimiento anteriores.

UN PERFIL SIMILAR AL PRIMER TRIMESTRE.

De confirmarse este escenario, la economía española registraría en el segundo trimestre un perfil muy similar al obtenido hasta marzo, cuando el PIB creció un 4,1% en tasa interanual, como consecuencia de la menor detracción del sector exterior y la moderación de la demanda interna. Mientras se moderó el consumo privado y la construcción, la inversión en bienes de equipo y la industria repuntaron de forma considerable.

Respecto a la evolución financiera de la economía, el organismo dirigido por Miguel Ángel Fernández Ordóñez destaca que el crecimiento del crédito de las familias y empresas se moderó nuevamente en abril, en consonancia con el aumento de los tipos de interés, que continuaron reduciendo la "holgura" de las condiciones de financiación del sector privado.

En marzo, la deuda de las familias creció un 18,4% en tasa interanual y las de las empresas, un 23,5%. El Banco de España indica que estos aumentos son inferiores a los registrados en el mes precedente, continuando así la tendencia a la moderación iniciada a principios de año. No obstante, advierte de que siguen siendo tasas "elevadas".

En el caso concreto de las familias, la desagregación del crédito por finalidades muestra la desaceleración de los préstamos para la adquisición de vivienda, aunque la tasa interanual sigue estando próxima al 19%, y el mantenimiento del ritmo de expansión de los recursos destinados al consumo y otros fines, que se situó en el entorno del 18%.

La subida de tipos de interés volvió a suponer en marzo un aumento del coste de los préstamos para la compra de vivienda, hasta una tasa del 5%, mientras que el tipo de interés de los créditos para consumo y otros fines de los hogares, que suele presentar mayor volatilidad, se redujo ligeramente, hasta el 7,49%.

POLITICA "ACOMODANTE" DEL BCE.

A pesar de este aumento, el Banco de España considera que la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) sigue mostrando un "carácter acomodante", dado el actual contexto de "robusto" crecimiento económico en la zona euro.

Asimismo, señala que los riesgos alcistas para la estabilidad de precios a medio plazo están relacionados con la "elevada y creciente" utilización de la capacidad productiva y la posibilidad de nuevos aumentos del precio del petróleo y de incrementos no anticipados de impuestos indirectos, pero, sobre todo, con unos posibles incrementos salariales superiores a los esperado, impulsados por la favorable evolución de los mercados de trabajo.

Europa Press Comunicados Empresas