Actualizado 20/12/2010 13:41 CET

Méndez: es "un reconocimiento explícito" de que apoya el recorte

Cándido Méndez
EP

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha asegurado que de las palabras del ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, explicando la reforma que el Gobierno quiere hacer en el sistema de la Seguridad Social, "se deduce" que lo que quiere hacer el Ejecutivo es "recortar las pensiones para tranquilizar a los mercados financieros".

Méndez, en declaraciones a la prensa tras inaugurar unas jornadas organizadas por su sindicato sobre riesgos psicosociales, ha dicho además que el ministro, en sus explicaciones sobre lo que pretende hacer el Gobierno con las pensiones, "está haciendo un reconocimiento explícito" de que pretende imponer la edad legal de jubilación de manera obligatoria a los 67 años.

"Esto supone un recorte, se deduce fácilmente de lo que está diciendo. Estamos, por tanto, ante una operación y una propuesta para recortar la cuantía de las pensiones en nuestro país y ese no es el camino", ha advertido Méndez.

El dirigente de UGT ha recomendado al Gobierno que "cambie el rumbo", máxime teniendo en cuenta que hasta el día de hoy "ha cosechado una fuerte discrepancia en esta materia" en el Parlamento. "Lo prudente debería ser rectificar la posición y volver al Pacto de Toledo", ha insistido.

Méndez ha alertado además de que la "injusta, innecesaria y estéril" propuesta de ampliar la edad legal de jubilación a los 67 años "puede provocar es una escalada de conflictividad y una gran discrepancia" social.

LOS TRABAJADORES DE LA CONSTRUCCIÓN, "DECEPCIONADOS".

El líder sindical ha criticado que el Gobierno recurra a la tasa demográfica para justificar un recorte de las pensiones, algo que ha calificado de "inasumible", y también ha lamentado que no pretenda adelantar la jubilación de los trabajadores de la construcción y otras actividades consideradas penosas.

"El presidente del Gobierno habló de excepciones (en la jubilación a los 67 años). Hoy nos hemos enterado de que la excepción es que se jubilen a los 65 años", ha explicado Méndez. El dirigente sindical se refería a que el ministro ha comentado que los trabajadores de actividades penosas podrán jubilarse antes que los demás, entendiendo que podrán retirarse como pronto a los 65 años.

Méndez ha recordado que los sindicatos llevan años defendiendo que los trabajadores de la construcción puedan jubilarse a los 60 años, con coeficientes reductores en su pensión, y que éste es un tema que aún 'colea' del anterior acuerdo de pensiones, el de 2006, del que quedan algunos aspectos por cumplir. "Hoy los trabajadores de la construcción, estarán sufriendo una enorme decepción", ha dicho.

Para el secretario general de UGT, detrás de esta reforma y del "giro copernicano" que ha dado el Gobierno en su discurso está la intención del Gobierno de responder "al acoso de los mercados".

"El objetivo del Gobierno no es tanto la sostenibilidad de las pensiones como recortarlas para tranquilizar a los mercados financieros. Es el propio Gobierno el que lo pone de manifiesto si se contrastan sus declaraciones de antes y después de febrero. O no nos decía lo que había antes de febrero o ahora no nos dice lo que hay", ha señalado.

Europa Press Comunicados Empresas