Publicado 17/11/2015 13:43CET

Merlín asegura que compró sus últimos activos de Cataluña más baratos por la incertidumbre

((ESTA NOTICIA SUSTITUYE A LA ANTERIOR SOBRE EL MISMO TEMA))

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

Merlín Properties asegura que compró los últimos activos inmobiliarios que ha adquirido en Barcelona a un precio más barato respecto al valor de mercado que hubieran presentado en otras zonas de España, un abaratamiento que vinculó a la incertidumbre que existe respecto a esta Comunidad.

"A día de hoy hay una prima que no debería existir, el precio de adquisición de los últimos activos adquiridos se ha situado en torno a 100 o 150 puntos básicos de más rentabilidad, esto es, se ha comprado más barato que en caso de haberse adquirido en otra zona de España", indicó el presidente de la socimi, Ismael Clemente, en un encuentro informativo organizado por Europa Press con la colaboración de Servihabitat.

A pesar de ello, el empresario considera preciso "mantener la normalidad" y que las compañías sigan comprando y operando en Cataluña, mercado que estima debe suponer un peso del 30% del total de cualquier cartera inmobiliaria.

Asimismo, el presidente de Merlín asegura que el "mercado y los inversores internacionales están sorprendentemente tranquilos ante lo que ocurre en Cataluña", dado que lo consideran como algo "irracional y sin visos de ser una realidad". "Los inversores internacionales saben que la independencia dura el tiempo que se tarda en hacer las cuentas de lo que cuesta y se comprueba que es carísima", indicó.

Según el presidente de Merlín, los inversores miran "con más preocupación que a Cataluña" al resultado que arrojen las próximas elecciones generales, ante la posibilidad de que supongan un escenario de "paralización de las reformas y de lo que queda por hacer".

"Corremos el riesgo de ahogarnos en la orilla ahora que España está en una situación de prestigio por el esfuerzo que han hecho, no los políticos, sino la sociedad y las empresas, para salir de la crisis", señaló.

Durante su intervención, Clemente consideró así que estos dos "riesgos políticos que se ha autoimpuesto el país, en su gobernanza general y en la tensión territorial" podrían tener "efectos en la economía general y en el sector inmobiliario en particular". "Nos ha dado por ponernos chinas en el zapato de la recuperación", lamentó.

EFECTOS DESCONTADOS E IMAGEN.

De su lado, y respecto a estas eventuales incertidumbres, el consejo delegado de Sevihabitat, Julián Cabanillas, apuntó que los inversores internacionales se interesan por la situación del tema de Cataluña para tomar sus decisiones, si bien "lo descuentan con tranquilidad".

Para el primer ejecutivo de esta firma de gestión inmobiliaria, tanto el reto catalán como la incertidumbre ante las próximas elecciones generales son dos asuntos que se están "atemperando" a ojos de los grandes inversores, según apuntó en su intervención en el encuentro informativo de Europa Press.

De su lado, el consejero delegado de Neinor Homes, Juan Velayos, apuntó hacia el efecto que ambas cuestiones pueden tener en "la imagen de seriedad del país". "Me preocupa más la confianza en el país", señaló en el mismo foro.

Europa Press Comunicados Empresas