Actualizado 31/12/2007 16:24 CET

Los sindicatos mantienen la huelga de autobuses urbanos de Barcelona del 2 al 4 de enero

BARCELONA, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos CGT y Asociación de Conductores de Transporte Urbano de Barcelona (ACTUB) mantendrán las huelgas en el servicio de autobuses previstas para los días 2, 3 y 4 de enero, tras la reunión celebrada con la empresa Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), que finalizó hoy sin acuerdo.

En declaraciones a Europa Press, el presidente del comité de empresa, Saturnino Mercader, aseguró que las posiciones están "muy enfrentadas" porque la empresa "intenta maquillar sus intenciones pero se niega a tratar el tema clave, que es la reducción de jornada".

Por su parte, TMB planteó hoy a los sindicatos un calendario para continuar negociando y les emplazó a una reunión los próximos 2 y 4 de enero. A cambio, pidió que desconvoquen las huelgas como muestra de "voluntad efectiva de llegar a acuerdos", algo que los huelguistas descartaron.

TMB lamentó que hace dos meses que intenta "hacer avanzar" las conversaciones para aplicar la normativa estatal en materia de pausas en la jornada de los conductores, sin que haya sido posible desarrollarlas debido a las movilizaciones de ambos sindicatos.

Los convocantes de las huelgas reiteraron a la empresa su petición de "compromisos firmes" que garanticen el descanso semanal de dos días para toda la plantilla de conductores. Según Mercader, la empresa sólo les planteó hoy la posibilidad de conseguir estos descansos "redistribuyendo el calendario de vacaciones y no accediendo a la reducción de jornada".

Ante esta situación, los trabajadores decidieron convocar una asamblea el próximo miércoles día 2 de enero en el local Javerianas --ubicado en la calle Mercader--, donde decidirán próximas acciones.

CUARTO DÍA DE HUELGA DE HAMBRE

Por su parte, los cuatro conductores que iniciaron la huelga de hambre el pasado viernes continuarán con esta medida hasta mañana y se concentraron hoy en la Plaza Sant Jaume ante el Ayuntamiento de Barcelona para recordar a las autoridades locales que están dispuestos "a cualquier sacrificio" para llegar a acuerdos y evitar más huelgas, según explicó a Europa Press el huelguista Josep Garganté.

Garganté aseguró que los ánimos de los cuatro están "bien", a pesar de que uno de los sindicalistas tuvo que ser hoy atendido por los servicios médicos por una indisposición, puesto que padece diabetes.

El delegado de CGT en la empresa lamentó la campaña llevada a cabo por la empresa y el Ayuntamiento para "intentar hacer creer que tenemos ganas de bronca" y agradeció el apoyo de los ciudadanos que se acercan a ofrecerles zumos y otros alimentos.

"Esta situación no interesa a nadie y queremos un acuerdo", reiteró Garganté, y añadió que espera que el entendimiento llegue "cuanto antes mejor".

Europa Press Comunicados Empresas