Los supermercados encaran 2019 con el objetivo de abordar un futuro sostenible y digital

Publicado 08/01/2019 11:23:57CET
LIDL - Archivo

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los supermercados españoles encaran 2019 con el reto de sentar las bases de un futuro sostenible, tanto a nivel social, económica y medioambientalmente, como digital, donde la economía circular y la transformación tecnológica marcarán un ejercicio en el que se trabaja para que el sector sea más eficiente y más competitivo, según la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas).

En concreto, Asedas, que cuenta entre sus asociados con Mercadona, Dia, Coviran, Condis o Gadis, entre otros, ha señalado la aparición de nuevos conceptos de tiendas que surgirán para adaptarse a las necesidades de los diferentes públicos para atender al cambio demográfico y ofrecer tiendas adaptadas para la comodidad de las personas mayores, establecimientos con un amplio surtido de alimentación para llevar en zonas urbanas y con una oferta amplia y variada capaz de prestar servicio a grupos con demandas especiales, como alérgenos o veganos.

A lo largo de este año, el supermercado también ultima cambios en los modelos de gestión, donde la implementación informática será protagonista con nuevas posibilidades de control de surtido y conocimiento del usuario -con tecnologías basadas en el 'big data' o en 'blockchain'- y en la eficiencia en sus sistemas logísticos.

Para ello, las empresas que forman parte de Asedas buscan una "mayor profesionalización" con la introducción de nuevos perfiles de trabajadores destinados a llevar a cabo la transformación digital.

El director general de Asedas, Ignacio García Magarzo, ha destacado el "momento de transición" que atraviesa el sector de cara a alcanzar un "nuevo modelo económico más sostenible desde un punto de vista medioambiental, social y económico".

"La implicación de las empresas de Asedas es firme, responsable y valiente. Tenemos el reto de hacer compatible estos planes de evolución con el mantenimiento de las líneas definitorias de un modelo que ya ha demostrado ser el más sostenible y beneficioso para el consumidor", ha asegurado.

De esta forma y por razones de localización, control de surtido y eficiencia energética, los supermercados reiteran que la distribución de proximidad es el modelo más sostenible medioambientalmente y trabajan para impulsar la economía circular.

En este caso, los supermercados han apostado por la reducción drástica de uso de las bolsas de plástico de la línea de caja y trabajan para avanzar en la reducción y reciclaje de plásticos y otros materiales hasta alcanzar el objetivo de residuo cero establecido por la legislación europea, que deberá presentar diversos avances en el año 2020.

Por último, los supermercados asociados en Asedas también reiteran su compromiso social, que se materializa en la colaboración habitual con más de 200 entidades no gubernamentales en materias como la donación de alimentos, campañas de apoyo a la nutrición y buenos hábitos de vida o planes de formación y empleo para colectivos desfavorecidos.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas