Aragón unifica la promoción de sus productos agroalimentarios bajo el lema 'Comparte el secreto'

Publicado 12/12/2018 14:52:57CET
GOBIERNO DE ARAGÓN

Lambán dice que este es el sector "capaz de impulsar desarrollo, atraer inversiones y generar empleo en el medio rural

ZARAGOZA, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

La nueva Estrategia Aragonesa de Promoción Agroalimentaria, impulsada por el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Ejecutivo autonómico, va a unificar todas sus acciones bajo el lema 'Comparte el secreto', con el que pretende afrontar el desconocimiento que se ha detectado de los productos aragoneses, buscar su notoriedad y crear una imagen potente de los mismos.

Así se ha dado a conocer en un acto celebrado este miércoles en CaixaForum Zaragoza, que ha contado con la asistencia del presidente de Aragón, Javier Lambán, del consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, del presidente de la Fundación de la Dieta Mediterránea, Francisco Martínez, y del presidente de la Asociación de Industrias de Alimentación de Aragón, Félix Longás.

También han acudido la presidenta de la Asociación Nueva Ruta de la Seda, Victoria Jing Xiang, y el vicepresidente de este organismo, Paco Qian, que este miércoles y jueves van a conocer varias empresas aragonesas.

El acto ha contado con un presentación técnica de la Estrategia a cargo de las empresas Ikerfel y Onza Comunicación, que han realizado un diagnóstico a través de estudios cuantitativos y cualitativos y un análisis documental.

El plan comenzará a aplicarse en enero de 2019 con el diseño de las piezas publicitarias y el lanzamiento de una campaña de medios que se complementará con un abanico de actividades promocionales como presentaciones, asistencia a ferias y congresos, demostraciones y catas, promociones en centros comerciales y misiones inversas.

El presupuesto para el año que viene asciende a 2,5 millones de euros y entre 2019 y 2022 se ha previsto un gasto total de diez millones.

OBJETIVOS

El objetivo genérico es dotar a las producciones alimentarias aragonesas de un conocimiento y un reconocimiento que en estos momentos no tienen, en general, en el mercado y entre los consumidores, según el estudio de Onza e Ikerfel, que componen la UTE que se adjudicó el concurso convocado con este fin.

Ambas empresas han desarrollado también el plan estratégico, que a partir de ahora será ejecutado por la compañía pública Sarga con varias metas, como incrementar los índices de comercialización de alimentos de Aragón, alentar el orgullo de los empresarios y ciudadanos de la Comunidad, estimular la producción de calidad y buscar sinergias con los distintos agentes de la cadena alimentaria.

Otras orientaciones del plan son utilizar productos bandera --como los de calidad diferenciada-- para tirar de todo el sector; favorecer acciones de comercialización, especialmente a través de cadenas de distribución; priorizar determinadas áreas geográficas, con Madrid a la cabeza; atender, con sentido universal, a todos los nichos de mercado posibles; y hacerlo todo con sentido cooperativo entre la Administración, los productores y la agroindustria.

Todos estos objetivos, estrategias y acciones se evaluarán periódicamente con el sector, que ha participado activamente en el trabajo de diseño del plan a través de la Asociación de Industrias de Alimentación de Aragón y otras organizaciones o ámbitos profesionales.

En estas evaluaciones se establecerán prioridades y se introducirán las novedades o correcciones que en cada momento se consideren oportunas.

DIAGNÓSTICO PREVIO

Este plan estratégico es el resultado de un diagnóstico previo realizado por la UTE. Una de sus principales conclusiones señala la poca notoriedad y la gran confusión existente entre los consumidores con respecto a los productos aragoneses a pesar de los sellos de calidad que hay y de la alta valoración que el público otorga a los alimentos amparados por ellos.

El informe señala que Aragón no es una Comunidad percibida especialmente por la calidad de sus producciones, ni por la existencia de claros referentes alimentarios. Otra conclusión determina que la Comunidad sabe producir, pero no vender lo producido, problema que se agudiza con el desorden estratégico que ha tenido lugar en los últimos años.

Tras analizar estas circunstancias y lo que ocurre en otras Comunidades autónomas y regiones europeas, el estudio propone cuatro posibles modelos de actuación promocional, decantándose los expertos convocados por el Gobierno de Aragón por desarrollar un programa promocional bajo un lema único.

El elegido ha sido 'Comparte el secreto', que convierte una debilidad --la falta de notoriedad-- en fortaleza al transformar la primera en un hecho sobresaliente como es tener un secreto, es decir, una información de valor que todo el mundo va a querer conocer.

MOTOR DEL MEDIO RURAL

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha sostenido que "si hay un sector capaz de impulsar desarrollo, atraer inversiones y generar empleo en el medio rural es la agroalimentación", el sector estratégico "por excelencia de la economía aragonesa", que "tiene un gran futuro por recorrer".

Lambán ha apuntado que si bien "somos buenos productores y razonables transformadores, hemos sido pésimos vendedores de nuestros productos" y la Estrategia Aragonesa de Promoción Agroalimentaria quiere hacer frente a esa realidad.

Según ha dicho, se ha elaborado "con poca prisa, pero sin pausas" y ahora "hemos llegado al primer puerto" con el objetivo de conseguir que "la colocación de nuestros productos en los mercados esté a la altura de la calidad de nuestra agroalimentación", empezando por darse a conocer en España y también con la intención de llegar a mercados como China.

Lambán se ha comprometido a reforzar la colaboración con el sector, a mejorar la plasmación presupuestaria de estas acciones, al tiempo que ha expresado el interés del Gobierno de Aragón por innovar en agroalimentación, incorporar la investigación y que todas las acciones sean sostenibles y compatibles con la Agenda 2030.

Igualmente, ha apelado a "empezar por creernos a nosotros mismos, que somos pocos, pero nunca hemos sido poco" y "sabemos mucho y bien hacer alimentos".

EMOCIONAR

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, ha remarcado que Aragón "ha demostrado que sabe producir" y ahora el reto es "vender más y mejor y eso para por la comunicación, por contar historias que emocionen y sean útiles".

"Es la hora de la promoción pública y privada; local, nacional e internacional", de forma coordinada y con un lema para todos, "sea cual sea el producto, la dimensión" de los productores y sus objetivos, ha enfantizado Olona.

Asimismo, ha animado a "contar con orgullo nuestras historias" y transmitir "que somos más de lo que parecemos" porque "no es suficiente con nuestro compromiso por la calidad", sino que "también es necesaria la alianza con la comunicación profesional" para que tanto el público cercano, como "en la otra parte del mundo" conozcan la singularidad, seguridad, excelencia y competitividad" de los alimentos aragoneses.

Para el consejero, "el éxito dependerá de la capacidad que tengamos para llevarlo a cabo entre todos", después de no haber estado "suficientemente coordinados" en las acciones promocionales desarrolladas hasta el momento, a las que se han destinado 24 millones de euros, ha apostillado.

El sector de la agroindustria emplea en Aragón a 15.600 personas y aporta más de un 3,6 por ciento al PIB. Sus exportaciones suponen un diez por ciento del comercio exterior y 1.201 millones de euros, encabezadas por los productos cárnicos, que suponen el 64 por ciento, seguidos por los vinos, el 10, y el pan, la bollería y las pastas alimenticias, el 7.

El principal destino de las exportaciones es Europa (70%), seguida de Asia (20%) y América (5%). Francia, el este de Europa, Italia, Portugal, China y Japón son los principales países importadores.