Actualizado 15/06/2007 21:37 CET

Solidaridad Internacional reclama la protección de los derechos de la población palestina refugiada en Líbano

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

Solidaridad Internacional denunció hoy la situación de la población refugiada en el campo de refugiados de Nahr el Bared, en Líbano, y reclamó a la comunidad internacional la protección de los derechos de la población palestina desplazada allí porque, desde el pasado 20 de mayo, están sufriendo las consecuencias de los ataques violentos entre el grupo radical Fatah Al-Islam y el ejército nacional.

"Pese a algunas pequeñas treguas, hasta el momento no han cesado los enfrentamientos, que arrojan hasta el momento un balance de más de 125 personas muertas y cientos de heridos, una parte importante de los cuales son civiles palestinos que se han visto envueltos en este fuego cruzado entre las partes", informó la organización en un comunicado.

"Muchas personas han huido del campo de refugiados arriesgando en esta huida su vida", explicó Solidaridad Internacional, "pero varios miles han quedado atrapadas dentro sin protección y sin cubrir sus necesidades básicas de agua, alimento, medicinas o electricidad", una "precaria situación que ya ha comenzado a producir consecuencias en la salud física y mental de la población".

Las condiciones en el campo continúan deteriorándose y cada día es más complicado llevar ayuda a las 3.000 ó 4.000 personas que según datos del 12 de junio todavía quedan en el interior: el ejército mantiene bloqueado el acceso al campo y cuando permite la entrada, ésta resulta arriesgada debido a la gran cantidad de escombro y munición sin explotar presente en las calles, que impide el avance de las ambulancias y camiones, apunta la organización en un comunicado.

Por este motivo, Solidaridad Internacional exige "que se garantice la protección y el abastecimiento de ayuda humanitaria a las personas que aún permanecen en el interior del campo" ya que ahora "se incumple lo establecido por la Asamblea General de Naciones Unidas en la resolución del 14 de diciembre de 1990 en la que 'reconoce la necesidad de establecer corredores, conocidos y respetados por los beligerantes, para facilitar el transporte de la ayuda humanitaria'".

PROBLEMA EN BADAWI

Para Solidaridad Internacional, resulta "indispensable asimismo garantizar el abastecimiento de bienes básicos a las aproximadamente 30.000 personas desplazadas hacia el campo de refugiados de Bedawi", donde la situación es "preocupante ante la llegada y asentamiento de toda esta población a un espacio donde las condiciones de vida ya son difíciles para las 15.000 personas" que normalmente lo habitan.

"El hacinamiento es tal en Bedawi que la poca movilidad de la población están teniendo como consecuencia importantes problemas de ansiedad, tensión y nerviosismo" que se suman a que por miedo a salir del campo "debido a los ataques y abusos" del ejército libanés, "los palestinos han limitado sus movimientos al interior del campo y los pocos que tenían un trabajo lo han perdido".

La organización denuncia que se están registrando "numerosos casos de agresiones a personas palestinas por parte de civiles libaneses que les acusan del conflicto y de sus consecuencias económicas en el norte del país", lo que agrava más una situación que se antoja "insostenible".