Montero (PSOE) llama "xenófobo" a Vox y Monasterio contesta que fue a un centro de MENA a "escuchar a los vecinos"

Publicado 08/11/2019 1:07:57CET
Debate de laSexta
Debate de laSexta - Ricardo Rubio - Europa Press

   MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La socialista y ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, ha instado a Vox a que pida perdón por su "comportamiento xenófobo" contra los menores extranjeros no acompañados (MENA), concretamente por haber acudido a las puertas de un centro de menores de Sevilla durante la campaña electoral para allí denunciar que estos niños son "un problema grave" para ese barrio.

   En respuesta a esta exigencia, la dirigente del partido de extrema derecha, Rocío Monasterio, ha asegurado que si se acercó a estas instalaciones de la capital hispalense fue para "escuchar a los vecinos" que decían "que estaban hartos de la inseguridad y de que les atracaran".

   Así lo han manifestado durante el debate electoral para las elecciones general del 10 de noviembre que se ha celebrado este jueves en La Sexta. Durante una de sus intervenciones, Montero ha afeado a Monasterio la postura de Vox sobre estos menores migrantes que están solos en España, y le ha pedido "que no se olvide de que son menores tutelados".

   "Siendo uno de los partidos que sustentan la Junta de Andalucía, que no se les olvide que estos son menores tutelados y deberían ser defendidos por la Junta de Andalucía", ha recalcado Montero. Además, la ministra socialista ha destacado que estos niños tienen "una vida absolutamente integrada y normal" y, según ha afirmado, así lo han expresado los vecinos del barrio sevillano en el que se ubica el centro de menores.

    Posteriormente, Monasterio ha contestado a la ministra durante una de sus intervenciones. "Cuando estábamos allí estábamos escuchando a los vecinos que nos decían que estaban hartos de la inseguridad y de que les atracaran, cosa que ustedes no hacen", le ha dicho la dirigente de Vox a Montero, a la que ha instado a pedir perdón "por dirigir editoriales" contra su partido y "no condenar la violencia" sufrida por la candidata de Vox por Vizcaya mientras repartía propaganda electoral en Sestao.

Contador