ACNUR advierte de la situación de los refugiados que huyen de Somalia a Kenia

Actualizado 21/07/2011 12:53:11 CET
REUTERS

MADRID, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) Javier López Cifuentes ha advertido de que la situación de los refugiados que huyen de Somalia a Kenia "es desesperada" y ha afirmado que llegan en este estado "porque han esperado demasiado tiempo a que la situación cambiara y a que llegara asistencia, pero no ha llegado nada de eso".

En declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, López Cifuentes ha explicado que por este motivo, "cuando los refugiados se han puesto en marcha, han llegado muy debilitados físicamente" y que hay casos de mujeres que, cuando van caminando hacia Kenia por Somalia, "tienen que elegir a qué hijo van a salvar porque saben que no van a llegar con toda la familia". "Es realmente desesperante", ha lamentado.

Cifuentes, que se encuentra en Nairobi (Kenia), también ha precisado que ACNUR está coordinando la asistencia a los refugiados somalíes que llegan a este país, concretamente en el campamento de Dadaab, y que en las últimas tres semanas los índices de llegada de estos refugiados "son muy altos, con unos niveles de manutención de un 45 por ciento"

Cifuentes, que ha recordado que ACNUR había hecho un llamamiento anterior para Kenia, ha añadido que se da asistencia a los refugiados cuando llegan y una dieta de alto contenido proteínico para estabilizarlos durante unos días antes de que comiencen a recibir la ayuda de Kenia.

En relación con los motivos que han provocado que la ONU declare la situación de hambruna en Somalia, Cifuentes ha citado la combinación de una serie de factores, como "la crisis humanitaria y la situación de violencia e inseguridad de Somalia, que lleva 20 años provocando el desplazamiento y la llegada de refugiados a Kenia".

"Por otro lado, tenemos algo que sí estaba anunciado, que es esta sequía, que afecta también a Etiopía, Djibouti y a partes de Kenia. Creo que se ha dejado esperar demasiado tiempo para tomar acciones y comenzar a distribuir asistencia humanitaria", ha explicado, al tiempo que ha destacado que "hay que tener en cuenta que la situación en el sur de Somalia "no es estable y no hay presencia de la ONU".

En este sentido, ha comentado que "con el alto el fuego se tiene la posibilidad de distribuir alimentos en las zonas controladas por (la milicia islamista de) Al-Shabaab". "Estamos trabajando en ello y haciendo una movilización de tiendas de plástico y de mantas para distribuirlas en Somalia. Creemos que esto reduciría el flujo de personas que llegan a Kenia porque muchas no tienen algo que comer. Si tuvieran algo de comer no vendrían aquí", ha concluido.