Actualizado 31/05/2007 23:36 CET

Los adoptantes españoles en Congo, "indignados" con la Embajada por decir que sus hijos pueden tener padres biológicos

BARCELONA, 31 May. (EUROPA PRESS) -

Las cuatro familias catalanas que a finales del mes de abril resolvieron por su cuenta su expediente de adopción en Congo se mostraron hoy "indignadas" con el comunicado remitido por la Embajada española en Kinshasa que afirma que sus hijos tienen padres biológicos que podrían reclamar a los menores.

En declaraciones a Europa Press, Oriol Suárez, uno de los padres afectados, restó todo tipo de "credibilidad" al documento, que les mostró la Generalitat, porque se trata de "un papel sin firmas, sin sellos, sin pasar por ningún conducto oficial y con corchetes en que falta información" y que "no tiene ninguna validez jurídica".

Según Suárez, este papel obedece a un "castigo" por haber resuelto por libre el proceso, después de "muchos meses de espera", y a un "juego sucio" de la Generalitat que "quiere justificar --así-- su trabajo mal hecho y dejarnos en ridículo". Además, acusó al Govern "filtrar el tema a los medios de comunicación media hora después de comunicárnoslo a nosotros", indicó.

"Nosotros hemos seguido el proceso de forma correcta y hemos realizado todos los trámites pertinentes con las consiguientes sentencias firmes de filiación", que indican que ya ha pasado el plazo legal para reclamar el menor.

Suárez negó cualquier falseo de documentación y amenazó con presentar denuncias a representantes de la Conselleria de Acción Social y Ciudadanía de la Generalitat y el Ministerio de Asuntos Exteriores, así como querellas criminales "a personas con nombres y apellidos", indicó.

UN DOCUMENTO DEL GOBIERNO DE CONGO.

En concreto, la Embajada española en Kinshasa transmitió a la Generalitat catalana un documento del Ministerio congoleño de Exteriores que advertía de que los padres biológicos de tres de los hijos adoptados por cuatro familias catalanas aún viven, por lo que podrían reclamarlos.

El documento remitido por la legación española parte del Departamento de Servicios Generales de la Dirección de Asuntos Jurídicos del Ministerio congoleño. Esa nota --a la que ha tenido acceso Europa Press-- advierte de que "tres" de esos cuatro niños" podrían eventualmente ser objeto de reclamación" por parte de sus padres biológicos que "viven" en la actualidad.

Esta nota fue enviada a la Embajada española en Kinshasa y en ella se subraya que tras la marcha de esos cuatro niños de Congo a España este mes de mayo, "los otros 11 niños restantes" fueron trasladados a la guardería del Ministerio de la Salud, Asuntos Sociales y Familia en Moungall". "Sin embargo, de estos 11 niños, tres no son adoptables porque sus padres biológicos viven y querrían recuperarlos", añade la nota.