Actualizado 12/06/2007 16:27 CET

Arenas (PP) teme que Educación para la Ciudadanía se vea influida por el "sectarismo y doctrina ideológica" del PSOE

SEVILLA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP-A, Javier Arenas, manifestó hoy que el "riesgo" que tiene impartir una asignatura como Educación para la Ciudadanía en una comunidad como la andaluza, en manos del PSOE, es que puede terminar "en el marco sectario y en la doctrina ideológica" de los socialistas.

Durante su intervención en un acto del PP para presentar la enmienda a la totalidad al proyecto de Ley de Educación del Gobierno andaluz, Javier Arenas aludió a la polémica que se ha generado en torno a dicha asignatura, señalando que comparte al cien por cien la opinión del Consejo Escolar del Estado en el sentido de que dicha materia debería ser transversal en todo el sistema educativo y no plantearse como una asignatura específica.

El dirigente popular lamentó además que esta nueva asignatura no haya sido fruto de un "amplio consenso" entre los partidos políticos y la comunidad educativa, al tiempo que alertó de que ve ciertas "carencias" en su contenido como es la falta de alusión a los valores del esfuerzo y del trabajo.

Al mismo tiempo, apuntó que hay que ser especialmente "cuidadosos" a la hora de impartir ese asignatura "para que no se invadan las responsabilidades que tiene la familia".

En cuanto a la enmienda a la totalidad que el PP ha planteado contra la Ley de Educación, Arenas la justificó porque la norma aprobada por el Ejecutivo andaluz, que ya ha sido remitida al Parlamento, no resuelve los "grandes problemas" que en este momento existe en el sistema educativo, como la escasa inversión, lo que provoca que Andalucía sea la comunidad de España en la "que menos se invierte por alumno".

Otros problemas, según agregó, son que los conocimientos medios de los alumnos andaluces están "muy por debajo" de la media nacional; la falta de calidad en la educación pública y de libertad para que los padres puedan elegir los centros educativos; los problemas de convivencia en los colegios y el "desánimo" de los profesores, y la "falta de apuesta para el futuro", como son la implantación de las nuevas tecnologías o del bilingüismo.

MÁS INVERSIÓN EN EDUCACIÓN.

Por su parte, el portavoz de Educación del PP, Santiago Pérez, lamentó que en la Ley de Educación no se refleje ningún tipo de compromiso presupuestario, cuando la puesta tiene que ser alcanzar el 7 por ciento del PIB y 2.805 millones adicionales para los próximos cuatros años.

La enmienda a la totalidad viene motivada porque, según expuso, la norma de la Junta no da respuesta a retos como facilitar el acceso de todos los andaluces a los sistemas de educación y formación en igualdad de condiciones, al tiempo que tampoco se afronta el problema del alto nivel de "fracaso escolar" que existe en las aulas.

Indicó que se tienen que poner en marcha planes de lucha contra el fracaso escolar y potenciar la enseñanza y aprendizaje de las nuevas tecnologías. También demandó un plan de modernización de las infraestructuras educativas, para lo que son necesarios más de 1.100 millones.

Para el PP, es fundamental un plan de dotación de la Formación Profesional, que no deja de ser "la hermana pobre del sistema educativo", y la implantación de actividades extraescolares en todos los centros, además de un reglamento en materia de disciplina.

Pérez también abogó por resolver el tema de la homologación salarial del profesorado y por acabar con el problema de interinidad. Se mostró convencido de que la Ley de Educación aprobada por el Gobierno autonómico "no es la que necesitan ni los andaluces ni la comunidad educativa".