Actualizado 20/08/2007 19:19 CET

La Consejería de Medio Ambiente andaluza ha capturado 454 galápagos exóticos invasores de al menos 5 especies desde 2005

SEVILLA, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Medio Ambiente ha capturado un total de 454 galápagos exóticos invasores de al menos cinco especies distintas desde el año 2005, apresando 256 ejemplares entre este año y 2006 y 198 en lo que va de 2007.

Según datos de Medio Ambiente a los que ha tenido acceso Europa Press, la mayoría de los individuos capturados entre 2005 y 2006 eran adultos, mientras que este año se ha detectado un mayor peso de la población juvenil, lo que significa que la población adulta ha sido "prácticamente eliminada" de la zona y, por tanto, su capacidad reproductora "ha quedado mermada".

Así, el departamento del ramo señaló que se ha localizado la presencia de galápagos exóticos en un gran número de humedales andaluces, aunque en la mayoría de los casos se trata de individuos aislados que no suponen un peligro grave para la conservación del entorno.

El Portil, en Cartaya (Huelva), alberga una de las poblaciones mayores y más diversas de toda Andalucía, observándose hasta el momento hasta cinco especies diferentes de galápagos. Asimismo, en Las Doblas, en el Corredor Verde del Río Guadiamar (Sevilla), hay establecida otra población, aunque, según la Consejería, ha sido prácticamente eliminada de la zona, a pesar de lo cual "se deberán llevar a cabo tareas de seguimiento durante varios años".

En este sentido, el departamento del ramo indicó que en los próximos años se prevé ampliar las actuaciones de control a otras localizaciones como, por ejemplo, a la desembocadura del río Guadiaro, en Cádiz.

LA VENTA DE MASCOTAS, LA CAUSA.

La acusada presencia de estos animales en los humedales andaluces es "consecuencia directa" de su venta como mascotas porque, según Medio Ambiente, cuando se venden son crías que no superan los cinco centímetros de tamaño y las personas que los adquieren desconocen la información básica acerca de los cuidados que necesitan --alimentación, luz solar, higiene del acuario-- y su longevidad --pueden vivir más de 35 años--.

"Así, cuando estas mascotas crecen y adquieren tamaños que superan los 20 centímetros deciden deshacerse de ellas --señaló la Consejería-- soltándolas en una laguna cercana y accesible, sin saber que con esta acción perjudican a la conservación del entorno".

Existen numerosos estudios que demuestran que estos animales mantienen un comportamiento muy invasor y agresivo y que compiten con las especies de galápagos autóctonos que habitan en nuestros humedales, ya que son especies mucho más voraces.

En agosto de 2005, Medio Ambiente inició la planificación de una serie de actuaciones para el control de estas poblaciones en humedales Andaluces, que contemplan tareas de prospección y de control de las poblaciones.

En el caso de detectar una población de esta especie exótica en un lugar de interés para la conservación, las tareas de control consisten en la extracción de ejemplares mediante trampas selectivas que "no suponen ningún peligro para la fauna autóctona".

Los galápagos exóticos proceden casi en su mayoría de Norteamérica y, en Andalucía, se encuentran principalmente poblaciones de 'Trachemys scripta elegans', más conocida como galápago de Florida o de orejas rojas, ya que esta fue la única que se comercializó durante los años 80 hasta que fue prohibida su importación por una directiva comunitaria.

Sin embargo, en la actualidad se hallan cada vez con más frecuencia individuos de otras especies como el galápago de orejas amarillas --'Trachemys scripta scripta'--, el galápago pintado --'Pseudemys picta'--, la falsa tortuga mapa --'Graptemys sp'-- y la tortuga Cooter de río --'Pseudemys nelsonii'--.

La Consejería insistió en que la liberación de especies exóticas en el medio natural, además de ser ilegal y sancionable con multas, está poniendo en grave riesgo la salud del patrimonio natural andaluz y, en muchos casos, el recurso económico que este patrimonio natural supone para numerosos ciudadanos y empresas.