Actualizado 03/05/2007 21:59 CET

Llegan a Barcelona las cinco familias catalanas adoptantes en Congo con sus nuevos hijos

BARCELONA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

Cuatro de las cinco familias catalanas que se desplazaron a la República Democrática del Congo por su cuenta el pasado mes de marzo para finalizar sus procesos adoptivos regresaron hoy a Barcelona con sus nuevos hijos. Una de ellas, que también llegó hoy, no ha podido concluir el proceso tras conocerse que el niño que tenían asignado tenía padre biológico, el cual no había renunciado a la tutela del menor.

Uno de los padres que regresó a Barcelona, Pep Plaza, denunció "un maltrato total y absoluto por parte de la Generalitat, no sólo en el tramo final, sino durante todo el proceso". "Desde un tal señor Funes, que nos dijo que no teníamos ningún niño allá y que nos habían vendido motos, hasta ir al Instituto Catalán de Adopciones y no atendernos", agregó.

En declaraciones a Rac1, Plaza dijo que "la Generalitat, por mucho que cargue contra una entidad colaboradora, está cargando contra ella misma". En su opinión, el Gobierno catalán ha demostrado una "incompetencia total y absoluta" en la polémica de las adopciones del Congo.

Explicó que "una de las primeras cosas que me dijo el embajador es que la primera adopción que se hizo en Brazzaville fue en contra de la embajada española, que había hecho un informe desfavorable por lo que fuera y la Generalitat" estuvo "más chula que un ocho".