Publicado 14/07/2015 13:48

Las BRIF están convocadas a una huelga el 15,16 y 17 de julio para exigir subidas salariales y cambios de categorías


VALLADOLID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El sindicato Comisiones Obreras (CC.OO) ha convocado una huelga nacional los días 15, 16 y 17 de julio del personal de las Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF) para exigir el cambio de categoría laboral de peones de monte a bomberos forestales, así como subidas salariales.

La huelga es nacional y en Castilla y León afectará a unos 150 trabajadores de las tres bases helitransportadas de la Comunidad que son las de Puerto del Pico en Ávila, Tabuyo del Monte en León y Lubia en Soria, según ha informado el sindicato en un comunicado recogido por Europa Press.

Las plantillas de las Brigadas exigen cambiar de categoría laboral para pasar de peones de montes a bomberos forestales, puesto que, aunque esta categoría ya está reconocida en el catálogo profesional, la empresa se resiste a cambiarla pesar de que "no supondría subida salarial".

Sin embargo, los trabajadores quieren este reconocimiento porque consideran que tienen un trabajo "penoso" que, de ser reconocido, les daría opción a una jubilación anticipada o al reconocimiento de determinadas enfermedades profesionales.

Esas mismas condiciones laborales han propiciado que otro de los puntos que reivindican sea la posibilidad de pasar a una "segunda actividad fuera de los fuegos" cuando las condiciones físicas que deben acreditar anualmente les impidan trabajar en el monte.

El tercer punto de su tabla reivindicativa es una subida salarial "que compense mejor el trabajo realizado en condiciones de extrema dureza en el monte".

CONVENIO COLECTIVO

Los trabajadores exigen también mejoras laborales en el convenio colectivo que están negociando con la empresa pública Tragsa, concesionaria del servicio de intervención rápida en los fuegos.

La representación sindical ha criticado los servicios mínimos abusivos del cien por cien para técnicos, emisoristas y capataces y del 75 por ciento para los especialistas, aunque la Administración no les reconoce como servicios de emergencia.

Según señala el delegado de CCOO en el sector, Jorge Nieto, los trabajadores cobran "poco más de 1.000 euros", contando todos los conceptos, a excepción del complemento por actuación en los fuegos "que importa 112 euros", lo que "da la exigua cifra de 3,70 euros diarios por jugarse la vida", tanto en el helicóptero en el que vuelan hasta el fuego, como "cara a cara con las llamas".

VOLUNTARIOS

Los trabajadores se han comprometido a participar en los trabajos contra incendios de su área de influencia como voluntarios siempre que puedan llegar al lugar sin emplear los medios aéreos de los que disponen cuando trabajan. Con ello pretenden mostrar que "por vocación" no quieren dejar el patrimonio natural desprotegido sino "lograr condiciones de trabajo dignas" han informado las mismas fuentes.

La huelga de los trabajadores y trabajadoras de las BRIF es un preludio de la huelga convocada por Comisiones Obreras en todo el personal destinado a la prevención de incendios forestales que tendrá lugar el 29 de julio por la "desastrosa situación" del operativo de incendios y por las "intolerables" condiciones laborales y económicas de los trabajadores de las cuadrillas privadas.

Más información