Actualizado 10/05/2011 12:30 CET

Un informe de UGT revela la "escasa eficacia" de planes de igualdad y convenios colectivos para la equidad de género

Dice que los planes suelen ser "un sucedáneo" de contenido "sencillamente insuficiente" que no garantiza la igualdad salarial

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El Observatorio de Medidas y Planes de Igualdad en la Negociación Colectiva de UGT ha publicado un doble informe que revela la "escasa eficacia" de ambos sistemas para garantizar la igualdad de derechos entre hombres y mujeres en el mercado laboral, entre otras razones, porque en la mayoría de los casos convenios y planes recogen objetivos "meramente testimoniales" y no medidas vinculantes para la empresa.

La primera parte del análisis, destinada a la igualdad en la negociación colectiva, concluye que los convenios colectivos "establecen recomendaciones en lugar de establecer obligaciones empresariales" y, si bien "hay una tendencia clara a asumir el principio de igualdad, esta asunción no se manifiesta en medidas con contenido concreto ni vinculante (...) más allá de un uso recurrente o retórico".

Estas carencias se concretan en materia de clasificación profesional y retribución salarial discriminatoria, el "talón de Aquiles de los convenios colectivos", según el sindicato, cuyo informe denuncia que la igualdad de sueldos "apenas se aborda", porque "muy pocos convenios establecen una cláusula específica, otros sólo contienen una genérica y la mayoría no hacen referencia a la cuestión". "Aún podemos encontrar alguna cláusula que resulta evidentemente discriminatoria", denuncia UGT.

Sobre violencia de género, ninguno de los convenios analizados por el sindicato contempla la posibilidad de que víctima y agresor sean compañeros de trabajo y, por tanto, no recogen medidas para este caso. Además, los textos que aluden a los derechos de las víctimas "no ofrecen una previsión completa de los mismos" y "en todos ellos se observan carencias".

El informe dedica también un apartado al acoso sexual e indica que "todos los convenios colectivos que aluden a la materia sancionan el acoso sexual y el acoso por razón de sexo" como falta "muy grave", pero "en cuanto a su prevención, son muy escasos, cuando no meramente testimoniales".

SIN COMPROMISOS CONTRA LA BRECHA SALARIAL

La segunda parte del estudio, relativa a los "escasos" Planes de Igualdad negociados hasta la fecha, explica que si bien "asumen compromisos más concretos" que los convenios colectivos, "siguen recogiendo declaraciones de principios carentes de eficacia práctica" y "no abordan determinadas materias, como la salud laboral de las trabajadoras, limitándose normalmente a profundizar en temas de conciliación y maternidad".

En este sentido, incide en que cuando se trata de sueldos, "establecen principios meramente orientativos y no abordan medidas concretas para detectar diferencias retributivas que resulten discriminatorias", en parte porque los diagnósticos de situación previos al plan que deben realizar las empresas "no suelen incorporarse al texto del plan" o "no hay forma de comprobar si responde a la realidad de la empresa".

Este tema también aparece en la relación de problemas concretos de aplicación de los Planes de Igualdad identificados por el sindicato, ya que los diagnósticos, según el informe, "no se hacen bien y no suelen responder a la realidad de la empresa, con lo que el Plan de Igualdad ya no es auténtico, sino un sucedáneo para cumplir con el trámite en el mejor de los casos".

Otro de los problemas de implantación referido por UGT es el de los contenidos, que a juicio del sindicato son "sencillamente insuficientes" ya que, "por lo general sólo responden a mínimos legales y existe una enorme falta de compromiso empresarial para concretar medidas con plazos y recursos". Falta correspondencia entre objetivos y medidas y se abusa de las declaraciones de principios", concluye el informe.

"Pese al contexto de crisis económica, es necesario que centremos el debate de la igualdad efectiva en el reto que supone la implantación correcta de los planes de igualdad y su adecuada aplicación", señala el sindicato, seguro de que la negociación colectiva juega un papel crucial en la consecución de la equidad plena de derechos entre hombres y mujeres.