RSC.- La CSI denuncia un intento de asesinato de un dirigente sindical en Gaza en lo que creen un acto "intimidatorio"

Actualizado 02/02/2007 19:41:10 CET
Actualizado 02/02/2007 19:41:10 CET

RSC.- La CSI denuncia un intento de asesinato de un dirigente sindical en Gaza en lo que creen un acto "intimidatorio"

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Sindical Internacional (CSI) denunció esta semana el intento de asesinato del dirigente sindical palestino Rasem AlBayari con el disparo de dos proyectiles de gran potencia contra su residencia particular en un "feroz y cobarde acto intimidatorio", según lo calificó su secretario general, Guy Ryder.

Rasem al Bayari es el secretario general adjunto de la Federación General Palestina de Sindicatos (PGFTU), afiliada a la CSI. A las 2:00 de la mañana, hora de Gaza, de este lunes los proyectiles destruyeron las puertas y el acceso al edificio de su vivienda. Pese a ello, Rasem y su familia se salvaron porque dormían en el primer piso de la residencia.

Este ataque, según la CSI, se produce teniendo como telón de fondo una creciente tensión y violencia entre las facciones políticas de Palestina mientras los extremistas dirigen amenazas de muerte contra Rasem y otros funcionarios sindicales. En los últimos días, los combates entre las facciones de Hamas y Fatah ya provocaron la muerte de unas 24 personas.

"Con este despreciable ataque se buscaba claramente intimidar a la PGFTU", opina la CSI. "Sólo la buena suerte salvó a Rasem y sus familiares de morir o resultar gravemente heridos", insistió Ryder.

"Las víctimas de esta violencia entre facciones son personas del mismo pueblo palestino y los líderes de todas las partes deben hacer todo lo que esté a su alcance para que deje de haber muertos y lisiados o mutilados como resultado de esa violencia," agregó Ryder.

En la declaración que realizó Ryder tras el ataque afirmó que él mismo "no silenciaría a los trabajadores ni impediría que la PGFTU lleve a cabo sus actividades destinadas a construir las estructuras del Estado palestino para bien del pueblo palestino y de sus trabajadores".

La CSI, fundada el pasado mes de noviembre tras la desaparición de la Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres (CIOSL), representa a 168 millones de trabajadores de 153 países y territorios y cuenta con 304 afiliadas nacionales.