Actualizado 27/07/2007 21:14 CET

RSC.- Holcim sigue a la espera de permiso para acceder a la tolva que mató a cuatro de sus obreros en Almería

ALMERÍA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

La multinacional cementera Holcim sigue a la espera del visado del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales al proyecto de actuación, paso previo al inicio de las labores de desescombro y demolición de la tolva de carbón que se desplomaba el pasado día 5 en la planta de Carboneras (Almería), matando a cuatro trabajadores e hiriendo de gravedad a otros tantos.

Según informó a Europa Press el director de Desarrollo Sostenible del grupo en España, Manuel Soriano, el plazo para la aprobación no debería demorarse más allá del lunes, día 30, fecha en que la intención de la multinacional es empezar "de manera inmediata" ya que, según reveló, el Ayuntamiento del municipio ya ha concedido la preceptiva licencia municipal de obras para actuar en la zona de la fábrica donde se produjo el siniestro mortal.

La tarea de demolición, cuya duración los técnicos de la empresa contratada calcularon se prolongará "durante varias semanas" es imprescindible para que, tanto especialistas de Holcim como funcionarios de la Inspección de Trabajo, comiencen a acometer la investigación capaz de dirimir que provocó el desplome de la tolva con capacidad para 250 kilos de carbón.

El director de Desarrollo Sostenible del Grupo Holcim en España reiteró que, para la cementera, la emisión del informe concluyente con un plazo aproximado de dos meses "pasa necesariamente" por el acceso a la zona alta del depósito, ya que las primeras sospechas apuntan a que en la corona pudo estar el origen del desplome si bien serán las pruebas metalográficas que se hagan a las piezas, de más de 24 años de antigüedad, las que determinen si es así.

Aunque la planta de Carboneras, la de mayor producción de Andalucía, reinició el pasado día 17 la actividad con el encendido de las hornos a los que abastecía la tolva de carbón siniestrada con el uso alternativo de fuel, Soriano remarcó, asimismo, la necesidad empresarial de recuperar la actividad en la parte de la fábrica donde tuvo lugar el accidente para volver a abastecer a los hornos con carbón.

PARTE MÉDICO

El directivo de Holcim expresó, asimismo, su preocupación por el estado de salud del jefe de mantenimiento mecánico de la planta, Francisco Zamora, que resultó herido de extrema gravedad y expresó su esperanza en que "pronto pueda ser trasladado a planta".

Fuentes cercanas al caso explicaron a Europa Press, sin embargo, que el hombre de 49 años y complexión "muy fuerte" permanece en estado crítico en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del complejo hospitalario de Torrecárdenas, en Almería, donde ingresó con traumatismo torácico y abdominal. Precisa ventilación mecánica, sedación y tratamiento hemodinámico.

Soriano indicó, en esta línea, que los otros dos heridos en el accidente laboral siguen evolucionando favorablemente. En concreto, José Z.G. continúa en la planta de la Unidad de Traumatología de Torrecárdenas a donde fue trasladado el pasado día 12 mientras que Juan B.R., se recupera en Coslada (Madrid) de las lesiones faciales y el traumatismo torácico, así como de una segunda a operación de artroscopia en su rodilla izquierda.

El cuarto obrero de la fábrica de Holcim, Mateo H.H., recibía el alta médica una semana después del accidente tras sufrir fracturas costales, en el cuerpo y en la rama íleopubiana izquierda.