Vecinos del casco histórico reclaman información sobre la licencia de obra de la antigua Casas Viejas

Publicado 14/11/2015 11:25:37CET

Recuerdan que la idea era que la misma fuese "ligada" a la cesión a lo público de una parte de los suelos para equipamientos sociales

SEVILLA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Vecinos La Revuelta preguntará al Ayuntamiento de Sevilla si la licencia de obras concedida a la entidad Hermanos Bordas Marrodan, para levantar un edificio de tres plantas con ático y garaje, con un total de 37 viviendas, sobre el espacio de las calles Macarena, Antonia Sáenz y Aniceto Sáenz que antaño albergaba el centro social ocupado y autogestionado Casas Viejas contempla algún tipo de "contraprestación", en forma de suelos destinados a equipamientos sociales para el casco antiguo.

Francisco Sánchez, portavoz del colectivo, ha manifestado a Europa Press que tras el desalojo del mencionado centro social autogestionado allá por 2007 y el derribo de las antiguas naves, la cesión de una parte de los suelos para equipamientos sociales siempre ha constituido una reivindicación para el barrio.

En ese sentido, cabe recordar que en 2011, el Tribunal Supremo confirmó una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que, en 2008, estimó el recurso impulsado por la sociedad Hermanos Bordas Marrodán contra las determinaciones del vigente Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) relativas a la calificación de esta parcela como suelo de interés público y social (SIPS).

Sánchez, de cualquier modo, ha explicado que "se suponía" que la entrega de la licencia de obra a la empresa "iba ligada" a una "contrapartida" en materia de cesión de suelos para equipamientos públicos para este sector del casco histórico. "Tendremos que comprobarlo", ha dicho explicando que la organización consultará este aspecto con el Ayuntamiento hispalense.

CASI 40 VIVIENDAS EN CASAS VIEJAS

En concreto, y según la documentación recogida por Europa Press, la Gerencia de Urbanismo ha autorizado a esta entidad a levantar "un edificio desarrollado en tres plantas y ático para 37 viviendas y una planta de sótano de aparcamiento para un total de 44 plazas de vehículos y 36 trasteros, (...) para la finca situada en la calle Macarena número 40, esquina con la calle Antonia Sáenz número 12", toda vez que buena parte de los trasteros y las plazas de aparcamiento se encuadran en la parcela correspondiente al número 23 de la calle Aniceto Sáenz.

Recordemos, en ese sentido, que el mencionado centro ocupado y autogestionado Casas Viejas estaba enclavado precisamente entre el número 12 de la calle Antonia Saenz, las naves de la calle Macarena números 40 y 42 y el edificio del número 23 de la calle Aniceto Saenz.

El centro ocupado y autogestionado Casas Viejas, recordémoslo, constituyó el baluarte del movimiento ocupa en Sevilla en la década pasada, hasta su controvertido desalojo a finales de noviembre de 2007 por orden del Juzgado de Primera Instancia número 24, que actuaba merced a la denuncia promovida al respecto por la sociedad Hermanos Bordas Marrodan, como propietaria de los suelos en cuestión.

Aquel desalojo, marcado por un fuerte despliegue policial y la tenaz resistencia de algunos de los ocupas, acabó con no pocos incidentes, fruto de los cuales el Juzgado de lo Penal número 14 de Sevilla condenó a nueve meses de cárcel por un delito de resistencia y desobediencia grave a agentes de la autoridad, a dos de los diez ocupas acusados, mientras cuatro de ellos fueron objeto de una multa de 120 euros por una falta de desobediencia y otros cuatro fueron absueltos.

La Audiencia de Sevilla, recientemente y a través de una sentencia recogida por Europa Press, rebajó de nueve a seis meses de prisión la pena impuesta a los condenados por un delito de resistencia y desobediencia grave a agentes de la autoridad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies