Un catedrático afirma que el Plan Cabanyal modificará el sistema inmobiliario y aumentará los precios

 

Un catedrático afirma que el Plan Cabanyal modificará el sistema inmobiliario y aumentará los precios

Actualizado 03/10/2009 17:33:21 CET

VALENCIA, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

El catedrático de Urbanística de la Universitat Politècnica de Catalunya, Antonio Font, afirmó hoy que el Plan del Cabanyal es una operación "de ruptura del tejido urbano" que "producirá una modificación del sistema inmobiliario y un aumento de precios".

Font se pronunció en estos términos durante su intervención en las jornadas Taller Cabanyal, organizadas por el grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Valencia, donde dio la charla 'Transformaciones urbanísticas en barrios marítimos: ¿Mercado inmobiliario o desarrollo urbano?'.

Explicó, en su discurso, que la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez sobre el Cabanyal "tiene el peligro de provocar una transformación indebida del barrio y una entrada de grupos sociales que sustituyan a los auténticos vecinos".

Así, reflexionó sobre las transformaciones urbanísticas planteadas y acometidas en el barrio de la Barceloneta, en Barcelona, y las relacionó con la situación del Cabanyal para formular las líneas básicas en las que se debería centrar la actuación en los Poblados Marítimos de la ciudad, "que también deberían tener en cuenta la opinión de los vecinos", dijo. De hecho, consideró que los planes de reforma interior "deben partir de los vecinos, de su voluntad, acompañados por el Ayuntamiento".

Recordó que el Cabanyal "es un barrio singular con características propias que sirve para contribuir a la diversidad de la ciudad". "Antes de actuar, es una obligación analizar bien para qué sirve una apertura viaria frente al valor patrimonial funcional y social existente; compararlo con otros casos similares y ver qué ha pasado para poder adelantar posibles problemas y soluciones".

Antonio Font defendió que los proyectos de intervención no deben estar basados ni en la destrucción del patrimonio ni en su conservación inmovilista, sino en la "rehabilitación integral urbanística, poniendo el énfasis en el barrio, en su capacidad de seguir creciendo y transformándose". Además, "el orden de los factores altera el producto", por lo que "lo primero es garantizar la vivienda a los vecinos" y, después "mejorar los equipamientos y servicios y atraer la actividad económica". De lo contrario "el resultado puede ser fatal".

Propuso, entonces, "conservar la identidad y la estructura morfológica del barrio, respetar sus elementos patrimoniales, renovar las tipologías arquitectónicas, transformar los edificios que lo necesiten, establecer áreas de rehabilitación, mejorar el espacio publico y el equipamiento y permeabilizar la zona para mejorar su conexión con la ciudad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies