PSOE propone una deducción de hasta el 100% para los propietarios que alquilen por debajo de un importe

Secretaria de Estado de Vivienda y Actuaciones Urbanas, Beatriz Corredor
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 16/03/2018 13:40:07CET

Registra en el Congreso una proposición de ley para fomentar el alquiler, que también limita al IPC la subida de la renta cuando vence el contrato

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El grupo parlamentario socialista ha registrado en el Congreso una proposición de ley de medidas para fomentar el alquiler de vivienda, que incluye la propuesta de que los ayuntamientos establezcan unos precios de referencia en función de la zona en la que se ubique el inmueble para evitar que los pisos se alquilen a precios superiores, medida con la que los propietarios podrán acogerse a una deducción en el IRPF de entre el 60% el 100%.

Así lo ha adelantado la secretaria del PSOE de Ordenación Territorial y Políticas de Vivienda, Beatriz Corredor, durante un encuentro con los medios para informar de estas propuestas, que apuestan por medidas fiscales para fomentar el alquiler de vivienda con fines residenciales.

La deducción que plantean los socialistas podría llegar hasta el 70% si el propietario hace obras en la casa destinadas a la eficiencia energética y la vivienda mejora dos categorías o más en el certificado energético y hasta el 100% si alquila la casa a un joven de entre 18 y 30 años con ingresos bajos.

Así, con esta propuesta, lo que el PSOE pretende es que al propietario le salga más rentable alquilar la vivienda, gracias a las reducciones fiscales, que tener la casa vacía. También proponen que los inquilinos, cuya base imponible sea inferior a 30.000 euros, se deduzcan poco más de un 10% de las cantidades satisfechas en el período impositivo por el alquiler de su vivienda habitual.

LIMITAR LAS SUBIDAS AL IPC

Por otro lado, los socialistas incluyen en la proposición de Ley limitar la subida de la renta de los inmuebles puestos en alquiler a la evolución del IPC, es decir, "al incremento real del coste de la vida". En la actualidad, la subida del alquiler no tiene límite de referencia y esto ha provocado "una gran escalada de los precios del alquiler y situaciones abusivas contra los inquilinos", según Corredor, que subrayó que ahora cuando se vence un contrato un propietario puede pedir hasta el doble de lo que estaba cobrando por su propiedad.

Respecto a la duración de los contratos, el texto registrado pone de relieve que los contratos de arrendamiento deberán tener una prórroga forzosa de hasta cinco años. Es decir, aunque el PSOE propone que la duración del arrendamiento sea libremente pactada por las partes, afirma que si esta fuese inferior a cinco años, cuando llegue el día del vencimiento del contrato, se prorrogará obligatoriamente por los plazos anuales hasta que alcance una duración mínima de cinco años.

Además, si el contrato tenía una duración inicial de cinco años, una vez concluido este, si ninguna de las dos partes ha manifestado su deseo de no renovarlo, se prorrogará "obligatoriamente" por plazos anuales hasta un máximo de tres años más.

No obstante, en el texto afirma que como excepción solo podría no ampliarse el contrato hasta los cinco años si el inquilino manifiesta al propietario con un plazo de 30 días de antelación a la fecha de terminación del contrato o de cualquiera de las prórrogas su voluntad de no renovar.

LIMITES A LAS FIANZAS

Los socialistas también proponen limitar las finanzas o los avales adicionales que un arrendatario tiene que prestar para lograr alquilar una vivienda. En la actualidad, según Corredor, existen casos en los que los propietarios piden cantidades de fianza que pueden llegar a alcanzar hasta los 4.000 euros para alquilar un inmueble.

Asimismo, según la propuesta, la limitación de las fianzas adicionales o de los avales bancarios sería mayor cuanto más barato sea el alquiler. De este modo, se beneficiará más a los inquilinos que tengan menor poder adquisitivo.

Entre las propuestas, el grupo socialista también cree que los alquileres turísticos deberían quedar fuera de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Sólo cuando el arrendamiento sea de 15 días o más y no incluya ningún tipo de servicio adicional (desayuno, limpieza) se regulará por la LAU.

Por otro lado, si la cesión temporal es para arrendamientos inferiores a 15 días o para cesiones con servicios equiparables a los de los que ofrecen los hoteles, los alquileres turísticos quedarán fuera de la Ley de Arrendamientos Urbanos.