EEUU acusa a Rusia de matar "civiles inocentes" en Ghuta Oriental

Enfrentamientos en Ghuta Oriental
REUTERS / OMAR SANADIKI - Archivo
Publicado 05/03/2018 5:49:23CET

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Casa Blanca ha acusado este domingo al Gobierno ruso de matar "civiles inocentes" en la región siria de Ghuta Oriental con el pretexto de "llevar a cabo operaciones antiterroristas" y ha condenado la operación militar puesta en marcha por las fuerzas sirias en la zona con el respaldo de Moscú y Teherán.

"Estados Unidos condena la ofensiva militar que lleva a cabo el régimen de Bashar al Assad con el apoyo de Irán y Rusia contra la población de Ghuta Oriental. Después de titubear a la hora de apoyar la resolución de Naciones Unidas que establece un alto el fuego durante 30 días en la región, Rusia ha seguido ignorando su responsabilidad y ha continuado matando a civiles inocentes", ha señalado la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, en un comunicado.

En este sentido, la Casa Blanca ha señalado que "se trata de la misma combinación de mentiras que Rusia y el régimen sirio utilizaron para aislar y destruir Alepo en 2016, donde murieron miles de civiles".

Asimismo, las autoridades han denunciado que entre los días 24 y 28 de febrero las fuerzas rusas llevaron a cabo al menos una veintena de ataques aéreos en Damasco y en el noroeste de Siria. "Las fuerzas progubernamentales deben dejar de inmediato de bombardear infraestructuras médicas y civiles en el marco de la brutal campaña militar que está teniendo lugar en Ghuta Oriental", recoge el documento.

"El mundo civilizado no debe tolerar que Al Assad continúe utilizando armas químicas", ha añadido tras instar a permitir la entrada de ayuda humanitaria a la zona para paliar la terrible situación en la que se encuentran unos 400.000 civiles.

Este mismo domingo, el coordinador humanitario de la ONU para Siria, Alí al Zatari, ha anunciado que tienen preparado un convoy de 46 camiones de ayuda humanitaria destinada a Ghuta Oriental y que la intención es entrar en el enclave rebelde este lunes a pesar de la ofensiva abierta de las fuerzas gubernamentales. Este domingo la ONU ha tenido que cancelar un primer envío por motivos de seguridad.

Fuentes cercanas a la oposición han denunciado este domingo que las fuerzas afines al Gobierno sirio han provocado la huida en masa de los civiles asediados al proseguir con sus avances durante las últimas horas, según Reuters.

Por contra, el Gobierno ruso ha acusado a los rebeldes atrincherados en la ciudad de "imponer un toque de queda" a los ciudadanos durante las pausas humanitarias, de acuerdo con el portavoz del Centro Ruso para la Reconciliación en Siria, Vladimir Zolotujin, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias Sputnik.