Cinco detenidos tras abortar dos alijos con 3.000 kilos de hachís en las costas de Cádiz

Cádiz.-Sucesos.- Cinco detenidos tras abortar dos alijos con 3.000 kilos de hach
GUARDIA CIVIL
Publicado 08/04/2019 12:21:06CET

CÁDIZ, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Cádiz se ha incautado de 3.000 kilos de hachís en dos intervenciones realizadas en la madrugada de este lunes y que han provocado la detención de cinco personas, tres españoles y dos marroquíes.

La droga iba envuelta en sacos de arpillera y se repartía en 103 fardos y han sido aprehendidas en la zona de las calas de Roche, en Conil de la Frontera (Cádiz), y en Torregorda, entre San Fernando y Cádiz capital.

Según ha indicado la Guardia Civil en una nota, la primera de las intervenciones se produjo sobre las 2,30 horas en la zona de las calas de Roche, cuando los agentes que vigilaban el litoral fueron alertados por los compañeros que operaban desde la Central de la inminente arribada de una embarcación dedicada al narcotráfico.

Así, de forma inmediata, los guardias civiles hicieron patente su presencia, incautando la embarcación cargada con 48 fardos de hachís envueltos en sacos de arpillera, asegurando la embarcación y la carga hasta la llegada de refuerzos. Esta actuación se saldó sin detenidos.

Posteriormente, a las 5,15 horas a la altura de Torregorda, los agentes que vigilaban esa zona detectaron movimientos sospechosos en la playa, solicitando de inmediato refuerzos al detectar que una embarcación semirrígida se dirigía a la zona para alijar.

El dispositivo organizado por la Central COC de la Guardia Civil permitió abortar el alijo e incautar la embarcación y la carga, consistente en 55 fardos envueltos en sacos de arpillera. Además, en esta actuación se detuvieron a tres ciudadanos españoles y a dos marroquíes por su participación en el alijo.

En la actuación realizada en Torregorda han colaborado activamente policías locales de San Fernando y policías nacionales de Cádiz en las detenciones y traslado de los detenidos a dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz, donde permanecen en los calabozos a la espera de pasar a disposición judicial.

Contador