Recriminan en la marcha a Rota (Cádiz) la "implicación" del Estado español en las guerras de Yemen y Siria

Manifestantes del 7 de octubre de 2018 contra la base naval de Rota
PLATAFORMA ANDALUZA CONTRAS LAS BASES MILITARES
Publicado 07/10/2018 18:40:41CET

ROTA (CÁDIZ), 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

La marcha contra la base aeronaval de Estados Unidos en Rota (Cádiz), convocada por la Plataforma andaluza contra las bases militares y la guerra, y celebrada este domingo con el apoyo, entre otros, de la asociación Ecologistas en Acción, ha recriminado que el año pasado el Estado español estuvo "implicado en la guerra de Siria cuando Estados Unidos realizó un bombardeo, y que también lo está actualmente en la guerra de Yemen al fabricar armas para Arabia Saudí".

"Esta connivencia del Gobierno con la violación de los derechos humanos se incardina en una escalada del presupuesto de Defensa para este año, que aumenta un once por ciento, incluyendo el pago de los Programas Especiales de Armamento", han aseverado desde Ecologistas en Acción.

En el manifiesto de la marcha, difundido por la Plataforma andaluza contra las bases militares, se ha apuntado que se asiste a un conflicto entre el derecho al trabajo y los derechos a la vida por el destino del equipamiento que fabrican las empresas navales de la Bahía de Cádiz. "Se nos quiere obligar a elegir entre el hambre, el paro o la complicidad con el crimen, y convencer de que la única posibilidad para nuestra industria es ser, como esta base, una pieza más de la estrategia terrorista de los más poderosos", han criticado los congregados.

La plataforma también se ha lamentado de las guerras que tienen lugar en Sudán del Sur y República Centroafricana, que "han causado miles de víctimas, y la huida de sus hogares de millones de familias". Así pues, ha advertido de "los grandes beneficios del negocio de las armas", que generan "un desesperado y masivo movimiento de población que huye de los conflictos y cruza el Mediterráneo buscando refugio".

De esta forma, los congregados han manifestado su deseo a "construir una Andalucía que sea tierra de acogida de las personas que hoy necesitan de solidaridad, sin alambradas, sin racismo, sin bases militares, con empleo de calidad, con una industria que construya futuro y una clase trabajadora que no se vea forzada a mitigar su justa hambre de pan, techo y dignidad a base de masacrar a otros pueblos".