Abogado de Viera defiende en el juicio de los ERE que "nunca tuvo intención" de infringir la ley por "interés personal"

Viera llega este lunes a la Audiencia de Sevilla para el juicio de los ERE
JESÚS PRIETO /EUROPA PRESS
Actualizado 17/12/2018 12:16:25 CET

SEVILLA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

El abogado José Manuel Herrera, en su último alegato en la defensa del exconsejero de Empleo José Antonio Viera en el juicio por la pieza del procedimiento específico de concesión de las ayudas de los expedientes de resolución de empleo (ERE) presuntamente irregulares, ha asegurado que "nunca ha sido la intención" de éste infringir la ley por "un interés personal" durante el desarrollo de sus funciones públicas.

Herrera ha concluido de esta manera su informe final en la defensa de Viera en el juicio que se celebra desde hace un año en la Audiencia Provincial de Sevilla, en el que junto al exconsejero de Empleo, que se enfrenta a ocho años de cárcel y 30 de inhabilitación por un delito de prevaricación y otro de malversación, están siendo juzgados otros 20 ex altos cargos de la Junta, entre ellos los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

El abogado, en el último alegato, ha señalado que Viera ha desarrollado sus funciones de servicio público "siempre con clara conciencia y respecto de la ley y el ordenamiento jurídico". "Esa era su formación desde que fue concejal en el Ayuntamiento de Tocina (Sevilla), como delegado del Gobierno en Andalucía, consejero de Empleo y diputado en el Congreso", ha añadido su abogado.

De otro lado, Herrera ha considerado que es "de justicia" decir "todo lo que ha supuesto de perjuicio personal" para Viera este procedimiento, así como "merece la pena" dejar claro que "no ha sido voluntad ni intención" del exconsejero infringir la ley por "un interés personal", sino todo lo contrario, buscar siempre soluciones.

"Ésta ha sido su actitud en la cosa política" hasta que dimitió en septiembre de 2015 como diputado en el Congreso "por el daño personal y familiar por esta causa general".

Herrera, cuyo informe ha desarrollado a lo largo de tres secciones, ha vuelto a poner de manifiesto la situación de "indefensión" a la que está sometida su cliente y otros acusados por la "inconcreción" de los escritos de acusación. "Ni Viera ni ningún acusado han mantenido conductas omisivas ante posibles irregularidades de las que hubieran tenido conocimiento", ha afirmado el abogado.

"Se ha acreditado lo contrario, actuaciones para resolver estos déficits" --irregularidades--. Además, no ha quedado acreditado conducta activa de prevaricación en el Consejo Rector del Instituto de Fomento de Andaucía (IFA), de la que fue presidente Viera entre 2003 y 2004.

"NO CABE CONDUCTA ILÍCITA PENAL DE VIERA"

El abogado ha reiterado que ha quedado acreditado que "no cabe conducta ilícita penal de Viera", que siempre actuó con respecto a las competencias y desarrollo de la labor de los directores generales de su Consejería.

De otro lado, ha preguntado "cómo va a tener conocimiento" Viera en 2005, cuando dejó de ser consejero en 2004, del informe adicional de Control Financiero Permanente de IFA, posterior Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA), del ejercicio de 2003 y remitido por la Intervención General a los destinatarios fijados por norma en 2005. Informe éste que recoge una serie de irregularidades en la concesión de las ayudas de los ERE en la Dirección General de Trabajo tras el análisis de una veintena de expedientes de éstas.

Por último, el abogado ha insistido en la prescripción del delito de prevaricación respecto de su defendido, al tiempo que ha señalado que los delitos continuados no se pueden mantener porque existen dobles procesos --piezas separadas de los ERE-- contra algunos acusados, entre ellos José Antonio Viera.

Una vez que ha concluido Herrera, ha comenzado el abogado José María Mohedano a exponer el informe del exdirector general de Presupuestos Antonio Lozano, el último de las defensas. Cuando concluya este abogado, el tribunal, presidido por el magistrado Juan Antonio Calle, preguntará a los 21 acusados si quieren hacer uso de su derecho a la última palabra, quedando entonces el juicio visto para sentencia, un año después.