Alérgicos a alimentos alertan de "desabastecimiento" de adrenalina autoinyectable en varias provincias andaluzas

Publicado 02/02/2018 18:21:34CET

SEVILLA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Andaluza de Alergia a Alimentos, Avanzax, ha mostrado su "preocupación por el desabastecimiento de autoinyectores de adrenalina de 300 microgramos en varias provincias andaluzas", que está produciendo "una situación de riesgo para la vida de las personas con alergia alimentaria que pueden sufrir una anafilaxia --reacción alérgica grave que puede llegar a ser mortal--".

En un comunicado, Avanzax ha explicado que este medicamento permite administrar la adrenalina en caso de anafilaxia "sin tener conocimientos sanitarios, de una manera sencilla y segura, incluso por el propio paciente, inclusive un niño" y ha asegurado que "los pacientes con riesgo de sufrir una anafilaxia deben llevar siempre consigo uno de estos autoinyectores".

Asimismo, ha apuntado que en el caso de los menores escolarizados, esta medicación de rescate debe estar presente en los colegios para que el personal educativo, si se produce una reacción grave, pueda salvar la vida del menor mientras llegan los servicios sanitarios.

La asociación ha asegurado que esta situación de "desabastecimiento" de autoinyectores en formato 300 microgramos (para personas a partir de 30 kilogramos de peso, aproximadamente) tiene su origen en "la decisión del Ministerio de Sanidad de cambiar los precios de referencia establecidos para este producto", lo que ha manifestado que ha llevado a "uno de los tres laboratorios fabricantes que suministra este producto en España, Alk-Abelló, a anunciar públicamente que va a dejar de producirlo temporalmente al superar el coste de producción el precio estipulado por el Ministerio, que hasta ahora venía subvencionando parte del coste final para los pacientes".

Según Avanzax, los otros dos fabricantes, Bauschan Lomb y Meda Pharma, "no se han pronunciado oficialmente sobre esta situación, pero tras contactar telefónicamente miembros de la junta directiva de Avanzax con éstos, han explicado que actualmente no tienen stock de producto y que temporalmente no va a estar disponible".

Además, la asociación ha indicado que las alternativas a este medicamento, que sí se sigue comercializando en su formato de 150 microgramos (para niños que pesan menos de 30 kilogramos), son usar una jeringa normal precargada con un miligramo, ajustando la dosis al peso de la persona, o utilizar una ampolla de cristal con adrenalina y una jeringuilla normal, extrayendo de la ampolla la dosis correspondiente al peso e inyectándola vía intramuscular.

Avanzax ha indicado que son "procesos que además de necesitar más tiempo, que es vital en caso de shock anafiláctico, requieren ciertos conocimientos médicos de los que carecen la mayoría de pacientes y los profesores que están a cargo de niños y niñas alérgicos en guarderías, colegios e institutos".

La asociación Avanzax ha asegurado que "ya ha constatado que hay grandes dificultades para conseguir adrenalina autoinyectable de 300 microgramos en farmacias de varias provincias andaluzas".

"Esto pone en riesgo la vida de muchas personas alérgicas a alimentos que pueden sufrir reacciones anafilácticas. En Andalucía, se estima que hay más de 250.000 personas con alergia alimentaria, alrededor de 60.000 de ellas, menores de 14 años.

Igualmente, Avanzax ha iniciado una campaña de recogida de firmas a través de la plataforma 'Change.org' para "recabar apoyos y presionar tanto a los laboratorios farmacéuticos como al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para que solucionen el problema de desabastecimiento generalizado de adrenalina autoinyectable de 300 microgramos" y "garanticen la disponibilidad en todas las farmacias de España, dejando de lado los criterios puramente económicos por ambas partes que han llevado a esta grave situación".

Asimismo, la Asociación Andaluza de Alergia a Alimentos ha enviado una carta urgente a la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, expresando "la alarma que se está produciendo dentro de este colectivo ante el riesgo vital que supone no disponer de medicación de rescate de fácil y segura administración, como es la adrenalina autoinyectable", y reclamando que "se asegure la disponibilidad de este medicamento".

También ha remitido cartas a los tres laboratorios fabricantes en el mismo sentido, y pidiendo la aclaración sobre el suministro de autoinyectores en presentación de 300 y 150 microgamos, así como a la Agencia Española del Medicamento.

Por último, Avanzax ha indicado que seguirá dando pasos "para exigir soluciones", adoptando las medidas que sean necesarias para proteger a las personas con alergia alimentaria. Para ello, ha asegurado que está en contacto con sociedades médicas, "que también han trasladado públicamente su preocupación (como SEAIC, Alergosur, entre otros)", profesionales sanitarios y otras asociaciones de personas afectadas para iniciar acciones conjuntas y contundentes que "garanticen la seguridad del colectivo".