30 de marzo de 2020
 
Actualizado 07/10/2008 16:23:26 CET

Jaén.- El sector productor de aceite prevé el aforo un 10% por debajo del presentado por la Junta y no una gran cosecha

JAÉN, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación Española de Industriales Fabricantes de Aceite de Oliva (Infaoliva), Juan José Sanz, difiere del calificativo otorgado por el consejero de Agricultura de la Junta de Andalucía, Martín Soler, a la próxima campaña como una gran cosecha, en función a los datos del primer aforo, que prevé un diez por ciento por debajo del presentado ayer.

En un comunicado, Sanz explicó que la previsión de 1,2 millones de toneladas para España no implica una gran campaña si se tiene en cuenta los datos medios de exportación, 600.000 toneladas, y de consumo nacional, otras 600.000 toneladas, a lo que se puede sumar la posible repercusión en el consumo de las actuaciones de la Interprofesional.

Según dijo, Infaoliva tampoco comparte en su totalidad las previsiones de cosecha que ante los datos ofrecidos por la Junta en el primer aforo cifra la producción de Jaén en torno a las 505.000 toneladas de aceite de oliva. En este sentido, los productores recordaron que en la campaña anterior el primer aforo preveía 545.000 toneladas de aceite, cuando la cosecha real fue de 494.945 toneladas, casi un diez por ciento menos.

"Además, no se puede asumir la previsión de 281.000 toneladas fuera de Andalucía. De ser así, sería una cosecha récord, cuando la realidad es que Castilla la Mancha y Extremadura está peor que la campaña pasada, cuando la producción fuera de Andalucía se quedó en 245.000 toneladas", dijo Sanz, quien añadió que si se extrapola al ámbito nacional ven el mismo porcentaje de error sobre el aforo de este año (1,2 millones de toneladas), ya que se producirían en realidad cerca de 100.000 toneladas menos, por lo que, para cubrir el consumo, habría necesidad de recurrir a las existencias almacenadas.

Así las cosas, advirtió de que entonces se situaría en una "campaña deficitaria", por lo que instó al sector industrial y cooperativo a mantener un ritmo de ventas adecuado, sin forzar la bajada de los precios del aceite, puesto que, en su opinión, todo el aceite se va a necesitar y a vender, como ha ocurrido en campañas anteriores. "Con esto manifestamos nuestra confianza en la recuperación de los precios, que es la tónica de los últimos días".

Por último, a falta de disponer de los datos del final del mes de septiembre, el sector consideró que las ventas de ese mes van a ser superiores a las 100.000 toneladas por lo que al final de la campaña (noviembre) se llegará con un cantidad de aproximadamente 300.000 toneladas en stock (almazaras y envasadoras), cifra habitual en un enlace medio.

"Es preferible que este aceite este repartido entre los productores y los envasadores, como ha ocurrido en campañas anteriores, para que no haya tensión en los precios", concluyó el presidente de Infaoliva.