Actualizado 25/06/2020 14:17:23 +00:00 CET

El irlandés Paschal Donohoe, rival de Nadia Calviño para la presidencia del Eurogrupo

El ministro irlandés de Finanzas, Paschal Donohe
El ministro irlandés de Finanzas, Paschal Donohe - Brian Lawless/PA Wire/dpa - Archivo

DUBLÍN, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ministro irlandés de Finanzas, Paschal Donohoe, de 45 años, ha confirmado que optará al nombramiento como presidente del Eurogrupo, cargo para el que el Gobierno español ha presentado la candidatura de la vicepresidenta tercera de Asuntos económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.

"Acabo de enviar el documento con mi nominación para presidente del Eurogrupo. Como uno de los ministros de Finanzas de la UE con más años de servicio y miembro del Eurogrupo, sería un gran honor liderar al grupo a través de los desafíos y oportunidades que se presentan en los próximos años", ha anunciado Donohoe a través de su cuenta oficial en la red social Twitter.

Donohoe es graduado en Ciencias Políticas y Economía por el Trinity College y asumió la carteras de Finanzas y Gasto Público y Reformas en junio de 2017 como miembro del Fine Gael, el partido conservador irlandés, aunque desde el pasado mes de febrero, cuando tuvieron lugar las elecciones generales en las que se impuso el SinnFein, su partido está negociando con el centrista Fianna Fail y el Partido Verde formar una 'Gran Coalición'.

De hecho, la oficialización de su candidatura al Eurogrupo presupone la confianza de que Donohoe volverá a desempeñar el cargo de ministro de Finanzas en el nuevo Gobierno irlandés de coalición.

Antes de ser ministro de Finanzas y Gasto Público y Reformas, asumió en 2013 las carteras de Asuntos Europeos, así como posteriormente la de Transporte, Turismo y Deporte, entre 2014 y 2016.

"El Eurogrupo es la sala de máquinas económicas de la eurozona y de la moneda única que Irlanda comparte con sus otros 18 socios", ha afirmado Donohoe al oficializar su candidatura, destacando el liderazgo de este organismo en la respuesta de la UE a la crisis de la Covid-19. "Una economía europea fuerte, con el euro en su corazón, es esencial para la recuperación, el crecimiento y la creación de empleo en Irlanda y en toda la UE", ha subrayado.

En caso de resultar elegido, Donohoe ha afirmado que será una voz fuerte de Irlanda y Europa en el centro de la toma de decisiones sobre política económica de la UE, y que trabajará en estrecha colaboración con los Estados miembros y con la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Parlamento Europeo, en Europa.

"Irlanda ha sido durante mucho tiempo un constructor de puentes. Si soy elegido, trabajaré para trazar un camino común hacia adelante para construir la recuperación europea, fortalecer la economía de la zona euro y promover un crecimiento sostenible e inclusivo para los Estados miembros y sus ciudadanos", ha declarado.

Donohoe confía en recabar apoyos como candidato de compromiso entre las diferentes facciones del Eurogrupo al considerarse a Irlanda como un potencial intermediario en las desavenencias entre los miembros del Norte y Sur de la zona euro, según destaca la prensa de Irlanda, subrayando la importancia de forjar consensos en un momento crítico para el futuro de Europa.

No obstante, el complejo equilibrio de poderes aún por definir en la coalición de Gobierno en Irlanda representa un punto débil en la candidatura de Donohoe a la presidencia del Eurogrupo y podría lastrar sus oportunidades de conseguir el cargo, ya que su continuidad como ministro puede parecer menos segura.

Asimismo, el movimiento de Irlanda presentando candidato al Eurogrupo pese a ser Calviño la favorita puede perseguir un objetivo distinto: forzar que España renuncie a presentar a la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, a dirigir la OMC, puesto que interesa a Irlanda para su comisario europeo de Comercio, Phil Hogan, según asumen fuentes del Gobierno español consultadas por Europa Press.

A España le interesa más el Eurogrupo que la OMC, pero está por ver que renuncie a presentar la candidatura de Laya si llega a la conclusión de que Donohoe no es rival para Calviño en el Eurogrupo.

La elección del nuevo presidente o presidenta del Eurogrupo no tendrá lugar hasta la reunión del 9 de julio. Al haber más de un candidato se convocará una votación en la que el ganador final deberá conseguir el apoyo de al menos diez de los diecinueve ministros del euro.

La persona elegida estrenará el cargo en la reunión del Eurogrupo prevista para el 11 de septiembre en Berlín, salvo que se convoque un encuentro extraordinario a lo largo de agosto. Por delante, dos años y medio en los que los ministros de la moneda común tendrán que lidiar con las consecuencias de la crisis.

Contador