Actualizado 16/03/2022 12:06

El Gobierno trabaja con las CCAA para que la acogida de niños se haga con "respeto a sus derechos" y "seguridad"

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra.
La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra. - Eduardo Parra - Europa Press

   MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha asegurado que están trabajando "estrechamente" con las comunidades autónomas para que la acogida de niños y niñas que huyen de la guerra en Ucrania se haga "con respeto a los derechos de la infancia y en las máximas condiciones de seguridad".

   "Puedo garantizar que desde el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, estamos trabajando estrechamente con las CCAA en el marco de nuestras competencias de coordinación para asegurar que toda la acogida de niños y niñas se hace con respeto a los derechos de la infancia y en las máximas condiciones de seguridad para evitar cualquier problema", ha asegurado Belarra este miércoles en una rueda de prensa en la sede del Ministerio, antes de reunirse con las organizaciones del Tercer Sector para abordar las consecuencias económicas del conflicto bélico en Ucrania.

   Asimismo, ha añadido que, desde el Gobierno, en concreto, desde el Ministerio de Inclusión e Interior, se está trabajando para "asegurar que todos esos esfuerzos de acogida se hacen garantizando al máximo los derechos humanos y la seguridad de todas las personas".

   Al mismo tiempo, la ministra ha querido transmitir su "agradecimiento a la sociedad en su conjunto y especialmente a las organizaciones que, de manera solidaria, se han volcado en acoger a personas ucranianas que están huyendo de una de las peores cosas que puede sufrir una persona, que es una guerra, tener que huir de tu país sin nada".

   "Creo que la solidaridad que ha demostrado una vez más la ciudadanía española revela que hay un consenso social en que somos un país de acogida, creo que en este caso el Gobierno sí está a la altura y que recogemos ese mandato social", ha abundado.

   Por otro lado, preguntada por si los refugiados ucranianos deberían poder acceder al Ingreso Mínimo Vital (IMV), Belarra ha señalado que "la manera de que el IMV sea realmente un suelo de derechos para el conjunto del país, es que lo reciban todos los que lo necesiten".

   "Las personas que lo necesiten tienen que poder tener un mínimo de ingresos que les permita vivir con dignidad, ese es el objetivo del IMV, que una persona no tenga que aceptar condiciones laborales de explotación o cualquier circunstancia que le impida desarrollar su vida con un mínimo de libertad y de garantía de sus condiciones materiales de vida", ha detallado.

Más información