Actualizado 28/06/2007 17:01 CET

Los trabajadores inmigrantes no han causado un impacto a la baja en los salarios de los españoles, según un experto

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La llegada de inmigrantes al mercado laboral español no ha producido, en términos generales, un impacto a la baja en los salarios de los trabajadores, según apuntó hoy Andrés Pajares, durante la presentación del libro 'Inmigración y mercado de trabajo. Informe 2007', del Observatorio Permanente de la Inmigración.

La secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí, que participó en el encuentro, destacó que la llegada de inmigrantes no merma ni el empleo ni el salario de los españoles. "El proceso extraordinario de normalización de 2005 --añadió--, no sólo tuvo efectos inmediatos positivos, como la lucha contra la economía sumergida, sino a más largo plazo en el mercado laboral".

Así, Pajares recalcó que las estadísticas revelan que hay una coincidencia importante entre los sectores en que los salarios son más bajos y los que tienen índices mayores de inmigración (hostelería, construcción, comercio y actividades sociales y servicios personas). Sin embargo, precisó que también muestran que esos sectores eran ya los de salarios más bajos antes de que llegase la inmigración.

En definitiva, subrayó que entre 2000 y 2006, años de más intensos flujos de inmigración, los sectores laborales que más inmigración recibieron no fueron los que tuvieron menores incrementos salariales. Concretamente, la evolución salarial de los sectores de la construcción y la hostelería.

En ambos sectores, según Pajares, las subidas salariales pactadas en los convenios han seguido, en la etapa de flujos intensos de inmigración, el ritmo que llevaban antes, y la franja de trabajadores laborales inferiores a las establecidas en los convenios no ha aumentado. "Difícilmente puede sostenerse que la inmigración ha comportado, en términos generales, presión a la baja de las condiciones laborales de los trabajadores nativos", añade el estudio.

En todo caso, el autor reconoció que hay dos variables a tener en cuenta en esta conclusión: el aumento de la estrategia empresarial de subcontratación de actividades y que el aumento de los trabajadores a los que se les paga lo establecido el convenio puede explicarse porque, en realidad, se les aplica una categoría inferior.

LA EXCEPCIÓN: EL SERVICIO DOMÉSTICO.

Un sector en el que esta conclusión no se cumple es el servicio doméstico. En este caso, el autor en el que sí se ha podido producir una tendencia a la baja de los salarios, debido ha que no hay cauces de promoción en este sector.

Por otro lado, Pajares ofreció una conclusión inédita en el estudio, basada en los últimos datos del padrón municipal. "El año pasado fue el primero en el que se produjo una inflexión ante la inmigración legal", advirtió en referencia a que empiezan a ser más los extranjeros que llegan a España por vías legales que los que lo hacen de forma clandestina.

Otras conclusiones del estudio hacen referencia al proceso extraordinario de regularización llevado a cabo en 2005 por el Gobierno. El autor concluye que de ningún modo este procedimiento ha producido un efecto llamada. Así, aseguró que en 2006 se ha producido un incremento menor de extranjeros con autorizaciones de residencia, lo que contradice a aquellos que auguraban una avalancha de peticiones de reagrupación familiar.