31 de marzo de 2020
 
Actualizado 21/01/2014 13:54:49 CET

Marc Márquez promueve el deporte entre los discapacitados

Marc Márquez Proyecto Centro Puente
Foto: REPSOL MEDIA

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El español Marc Márquez, actual campeón del mundo de MotoGP, junto a las fundaciones Repsol e Isidre Esteve, ha presentado un proyecto que permite a las personas con lesiones medulares y otras discapacidades adaptar su entrenamiento y seguir practicando deporte.

   Márquez, Isidre Esteve, Álex Crivillé, Toni Bou, Carlos Checa y Takahisa Fujinami han completado este lunes en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sant Cugat del Vallès (Barcelona) una particular sesión de entrenamiento. El campeón del mundo de MotoGP y sus compañeros han compartido ejercicios con los beneficiarios del Proyecto 'Centro Puente' 2014 -promovido por la Fundación Repsol y la Fundación Isidre Esteve-, donde las personas con movilidad reducida reciben ayuda para adaptar el entrenamiento a sus limitaciones físicas y facilitar así su plena integración en la práctica deportiva.

   Márquez, Crivillé, Checa, Bou y Fujinami han podido experimentar, de la mano de Esteve, cómo funcionan esta clase de entrenamientos. Parte de lo recaudado en el Dirt Track de Barcelona, organizado por RPM el pasado 11 de enero, se ha donado a este proyecto. La Fundación Repsol ha completado esa cantidad, con lo que se cubren durante todo el año los gastos de personal y de equipamiento del 'Centro Puente' situado en el CAR de Sant Cugat, además de consolidar el programa impulsado por la Fundación Isidre Esteve en Vigo y Madrid.

   Márquez se mostró "muy contento" de colaborar en el proyecto. "Es mi segunda experiencia con la Fundación Isidre Esteve y ha sido muy positivo y entretenido entrenar con todos ellos, ya que además del trabajo que hacen ellos, tú mismo puedes hacer los mismos ejercicios. Me encanta poder ayudar en este tipo de acciones, ya que siempre es importante dar motivaciones extra a todas estas personas", indicó.

   Por su parte, Isidre Esteve, explicó cómo surgió el proyecto. "Parte de una experiencia personal: cuando tuve el accidente en 2007, pude comprobar que una vez terminada la rehabilitación, a muchos de mis compañeros les daba miedo afrontar el día a día y la normalización de su vida. Tenemos que proporcionar las herramientas a las personas que padecen una discapacidad para que la actividad física les motive y les haga ver que existe un futuro, que naturalmente va a ser diferente, que hay que afrontarlo con el máximo de optimismo", señaló.