Publicado 05/07/2016 19:15CET

La industria del papel recicló un 2,5 por ciento más en 2015, según ASPAPEL

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La industria papelera recicló un 2,5 por ciento más en 2015 en comparación a 2014 según informa la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón (ASPAPEL) a través de 'La Memoria de Sostenibilidad del Sector Papelero' y 'El Informe Estadístico Anual de 2016" de la asociación.

La patronal papelera también destaca que la recogida global de papel y de cartón para reciclar creció en 2015 un 2,9 por ciento más, llegando a los 4,6 millones de toneladas y resalta que en la Unión Europea, solo Alemania supera a España en volumen.

Entre los motivos que la asociación esgrime para tal crecimiento, sobresale la recogida selectiva municipal puerta a puerta así como las recogidas por operadores privados en grandes superficies. También señala que el volumen se acerca al máximo histórico de 2008, cuando se rozaron los 5 millones de toneladas

Del mismo modo, ASPAPEL ha recalcado que el origen de las materias primas para el papel en España es en su mayoría local: al menos el 97 por ciento de la madera y el 69 por ciento del papel para reciclar utilizados eran nacionales, según indican fuentes de la asociación. De hecho, el empleo rural en las plantaciones madereras creció el año pasado un 11 por ciento según el informe.

Entre los árboles más usados para madera siguen encabezando la lista el eucalipto y el pino, los cuales son para ASPAPEL grandes sumideros de C02. Es más, en 2015 la memoria de la asociación registró que las plantaciones de papel almacenaban 31 millones de toneladas de C02.

EFICIENCIA ENERGÉTICA

El informe también destaca la utilización de energía renovable por parte de la industria. El 28 por ciento del combustible utilizado en 2015 fue biomasa y biogás, mientras que el resto fue gas natural, lo que supone un incremento del 5 por ciento con respecto a 2014 según ASPAPEL.

En agua el sector también considera que "tiene una larga tradición en optimización". Según señala el anuario, con respecto al año 2000, la utilización total del líquido elemento se ha reducido hasta un 32 por ciento.

Finalmente, ASPAPEL asegura que el 80% de los residuos del proceso papelero se convirtieron en 2015 en recursos de uso directo agrícola como compost, reciclados para materias primas o como vía para valorización energética.