El PSOE pide al Gobierno una guía para que se refleje la 'huella de carbono' de productos, empresas e instituciones

Olivar
DGA
Actualizado 18/04/2011 16:32:56 CET

MADRID, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

El PSOE ha registrado una proposición no de ley en el Congrso por la que insta al Gobierno a elaborar una guía que refleje la huella de carbono de productos, empresas e instituciones, es decir, asegurar la transparencia en la información que permite conocer el impacto que la producción de determinados bienes y servicios, o las propias organizaciones, tiene sobre las emisiones de CO2.

En la iniciativa, que ha sido registrada por el diputado del PSOE Fernando Moraleda, el grupo parlamentario quiere que la elaboración de esta guía corresponda al Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino, previa consulta al Consejo Nacional del Clima y a la Comisión de Coordinación de Políticas de Cambio Climático.

En la exposición de motivos de la proposición, a la que tuvo acceso Europa Press, el PSOE argumenta que conocer la huella de dióxido de carbono de la actividad económica es "fundamental" para articular acciones de mitigación coste-eficientes y verificables.

A su juicio, las metodologías para el cálculo son "múltiples" y variadas por lo que considera "necesario" elaborar directrices que permitan asegurar su transparencia y comparabilidad.

SUMIDEROS DE CARBONO

Por otro lado, el diputado socialista Sebastián Quirós, ha presentado una proposición no de ley en el Congreso en la que prima el reconocimiento del papel que juegan muchas especies agrícolas como sumideros de CO2, así como su aportación en la lucha contra el cambio climático, siempre y cuando se mejoren algunas prácticas culturales en la gestión agrícola.

De hecho, destaca que muchas extensiones agrícolas en España constituyen "verdaderos bosques agrícolas de fijación de carbono", como es el caso de los monocultivos de olivar, del plátano, de vid, de cítricos, por ejemplo.

En este sentido, plantea al Ejecutivo la creación de un sistema de información agrícola relacionada con el cambio climático a nivel nacional, para mejorar la información sobre las variaciones de los stocks de carbono de todas aquellas extensiones agrícolas, por su papel fundamental de absorción de CO2, para facilitar el posible establecimiento de un sistema para la obtención de ayudas agroambientales orientadas al secuestro de carbono.

Es más, quiere que el Gobierno aglutine en una única norma reguladora todos los instrumentos que ya gestionan la eliminación de la quema de los residuos vegetales provenientes de estos sumideros de carbono agrícolas y de tratamientos silvícolas forestales, derivando su utilización bien para la producción de electricidad por fuentes de biomasa, o bien para la producción de abonos orgánicos.

Igualmente, pide el establecimiento de unos criterios periciales específicos de cuantificación de las emisiones de gases de efecto invernadero, así como una estimación de su valor, teniendo en cuenta el precio de la tonelada equivalente de C02, en la valoración de los daños causados por un incendio forestal e incendios en zonas agrícolas.

INCLUIR EL VALOR DEL CO2 EN LOS SEGUROS

Con ello, quiere incorporar estos datos en los seguros e incluir su valor en las pérdidas económicas por incendios provocados, para su posterior consideración en la toma de decisiones penales a este respecto.

Así, esgrime que numerosos estudios científicos ponen en conocimiento que proteger los bosques es "clave" para la lucha contra el cambio climático, llegándose a afirmar que la destrucción de los bosques es responsable de hasta el 20 por ciento de las emisiones actuales de gases que provocan el efecto invernadero (GEI).

Entre las causas fundamentales que merman la capacidad y el papel medioambiental de los bosques señala que se encuentra la deforestación y la emisión temporal del sumidero fijado producida por los incendios forestales.

En España, la causa mayor de la pérdida de superficie y del almacén de GEI que suponen los bosques se debe fundamentalmente a los incendios forestales, y a los problemas derivados del déficit hídrico. "Desde el Grupo Socialista creemos que estamos obligados a mejorar todos los sistemas productivos pero también debemos reforzar el papel que tienen nuestros sumideros naturales en la lucha contra el cambio climático", agrega.