Directores de instituto abogan por el "fortalecimiento" de la dirección como primer paso a una enseñanza de "excelencia"

Publicado 26/02/2017 11:10:33CET

SEVILLA, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Directores de Instituto de Andalucía (Adian) ha organizado esta semana las XVII Jornadas de Directores de Instituto en Jaén, entre las conclusiones de las cuales cabe destacar la apuesta por el "fortalecimiento" de la dirección por parte de la Consejería andaluza de Educación como el primer paso hacia cotas de "calidad, equidad y excelencia de la enseñanza-aprendizaje".

"Han quedado de manifiesto las expectativas y la motivación de los directores por su autoformación en este tipo de jornadas", ha especificado a Europa Press el presidente de Adian, Gabriel Ureña, que ha apuntado que el colectivo está "incrementando" su proyección e incidencia en el campo educativo.

Para Ureña, la dirección es un factor "de primer orden" para la mejora de la enseñanza en Andalucía. La Junta de Andalucía, en este sentido, "debería recoger las propuestas de las asociaciones de directores y aprobar un decreto sobre la selección, formación, reconocimiento y evaluación de la dirección que se convierta en referencia para otras comunidades autónomas".

En estas jornadas, la asociación, continúa su presidente, ha reafirmado su "autonomía de funcionamiento" y su "compromiso con la enseñanza" en la comunidad autónoma. "La enseñanza en Andalucía no se puede justificar sólo por la equidad. No hay equidad sin calidad ni calidad sin equidad. El liderazgo de la dirección puede y debe ser el factor que propicie el despegue de la educación en Andalucía", ha dicho.

Ureña, que ha explicado que se están perfilando competencias profesionales para caracterizar el buen ejercicio de la profesión, ha reivindicado que los equipos directivos de los institutos, más allá de las continuas regulaciones legales que lleva a cabo la administración, "necesitamos un marco de referencia estable, el diseño de un mapa de dimensiones, competencias y prácticas profesionales para el ejercicio de una buena educación".

"Partimos de un déficit de identidad profesional, tenemos que reconstruirla y dar visibilidad a la identidad de la dirección escolar: no queremos una dirección escolar administrativo-burocrática y elaboramos una visión compartida sobre el liderazgo en educación", ha dicho el presidente de Adian, aludiendo a la figura del liderazgo "compartido" con "un proyecto conjunto en acción".

Para el colectivo, ser director de un instituto supone "desarrollar una actividad específica que demanda inicialmente un conjunto de saberes teóricos, metodológicos y técnicos no exigibles para el desarrollo de la docencia". Profesionalizar la dirección, así, es convertir la función directiva en ese conjunto de actividades específicas.

Apunta Ureña a "dificultades" para el ejercicio de la función directiva tales como la propia complejidad que supone la organización de los centros escolares "con una gran responsabilidad, con escaso apoyo y reconocimiento de la administración educativa"; la negativa, en la actividad cotidiana, de la atribución de autoridad y de autonomía real para la organización pedagógica y organizativa del centro; y la "ambigüedad" de las normativas legales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies