Editores (Anele) creen que la propuesta de Álvarez de la Chica del libro de texto digital es "imposible y una tontería"

Actualizado 03/07/2010 13:02:14 CET

SEVILLA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza (Anele) ha opinado este sábado que la propuesta del consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, de que en pocos años los escolares andaluces puedan disponer de un libro de texto en formato digital --'pen driev'-- en lugar del clásico formato en papel es, "además de imposible, una tontería".

En declaraciones a Europa Press, el presidente de Anele, José Moyano, insistió en que Álvarez de la Chica "está diciendo últimamente muchas tonterías" porque, explicó, la digitalización de las aulas pasa por "abrir la escuela al mundo" con soluciones on line y "no con soluciones de formato off line como la que está planteando, que no es más que un soporte fijo".

Así, según explicó, el convenio que Junta de Andalucía y Ministerio de Educación tienen firmado para la digitalización de las aulas "no va por buscar soportes digitales fijos, sino por abrir las escuelas a Internet, que es distinto".

Por ello, Moyano consideró que esta proposición de contar con un libro de texto digital en un 'pen' demuestra "el desconocimiento tan peligroso" del consejero en este tema. "O será que está desviando la atención hacia otro lado, con lo cual, también es muy peligroso y no es lo que se espera de un político de altura", advirtió.

En este sentido, reprochó al consejero de Educación que plantee una solución "cuando menos indigna" para atajar el problema de la gratuidad de los libros de texto y le acusó, asimismo, de suspender "unilateralmente" el convenio para el desarrollo del programa de gratuidad de los libros de texto de la Enseñanza Obligatoria y la realización de materiales curriculares y complementarios que los editores y libreros firmaron en junio de 2008 con la Consejería de Educación.

Según el presidente de Anele, la digitalización de los libros de texto es ya hoy una realidad puesto que los editores llevan "más de 12 años incorporando a todos los proyectos educativos soportes digitales como CD", por lo que dijo no entender por qué "el consejero quiere desviar la atención del fondo de la cuestión".

DEMANDA POR "DAÑOS Y PERJUICIOS"

Dicho fondo, para los editores y libreros, no es otro que el de la no renovación para los cursos de 1º y 3º de Educación Secundaria Obligatoria de los 'cheques libro', una cuestión ésta por la que Anele, junto a la Asociación de Editores de Andalucía (AEA), la Federación Andaluza de Libreros (FAL) y la Agrupación de Distribuidores de Libros y Ediciones (Adile), quiere demandar a la Consejería de Educación y exigirle "daños y perjuicios".

Según Moyano, todas estas asociaciones y federaciones suscribieron el convenio por el que se desarrolló el programa de gratuidad de los libros de texto "como un acto de buena fe" hacia la Administración pública, ya que ésta les pidió que, "a cambio de la firma, retiráramos las demandas de medidas cautelares que habíamos presentado porque los precios que estaba imponiendo la Junta iban contra la Ley de Competencia de la Ley del Libro".

"Si nosotros retiramos aquella demanda como una manifestación de buena fe para llegar a una acuerdo sostenible, ahora tendremos que pensar si es el momento de iniciar de nuevo acciones legales en ese sentido", resumió Moyano.

Sobre todo, indicó, porque se ha hecho "mucho daño" a las 2.500 empresas libreras implicadas y porque se sienten "ninguneados y realmente vilipendiados". No obstante, admitió, la razón de ser de Anele y el resto de asociaciones no es "la de ir poniendo demandas, sino la de colaborar con la Administración".

En este sentido, quiso tender la mano a la Consejería de Educación para que ésta les expliqué el porqué de la "suspensión o aplazamiento" del convenio de gratuidad de libros de texto porque, además de que se hizo "unilateralmente, ni siquiera a estas alturas de la película hemos recibido ni un comunicado oficial ni mucho menos una argumentación que justifique esa decisión".

Por ello, Anele solicitó hace un par de semanas "una reunión con todos los representantes del sector del libro" directamente al presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ya que, según su presidente, "la Consejería de Educación ya ha demostrado su incapacidad para defender los intereses del sector".

Según Moyano, la suspensión del convenio deja en una "situación muy difícil" a los editores y libreros andaluces que, desde ahora hasta final de año, prevé una disminución de ganancias de "hasta el 40 por ciento, lo que supone un cantidad de unos 45 millones de euros".

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies