Grande-Marlaska anuncia como prioridad retirar las concertinas de Ceuta y Melilla

Actualizado 14/06/2018 15:02:16 CET

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha anunciado este jueves que tiene intención de retirar las concertinas de las vallas situadas en las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla con Marruecos y piensa pedir para ello un "informe complementario". "Haré todo para que las concertinas puedan ser retiradas", ha señalado.

En una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press, Grande-Marlaska ha asegurado que retirar las concertinas es una de sus "principales voluntades" y "que haya un informe realmente complementario para que realmente se puedan adoptar otras medidas" porque no se puede "llegar a esos niveles".

Migrantes encaramados a una valla con concertinas

"Si estamos hablando de solidaridad, de respeto a la dignidad de las personas, controlando los flujos migratorios, porque lo uno no quita lo otro; ayudando en origen, colaborando con las autoridades de esos países y si después de todo, hemos fallado porque no hemos podido conseguirlo y esas personas ya están al lado de la valla, pues creo que es algo razonable", ha argumentado.

Las concertinas son unos alambres equipados con cuchillas cortantes que se instalaron coronando las vallas fronteriza de Ceuta y Melilla en el año 2005 por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, aunque dos años después, el mismo Ejecutivo ordenó retirarlas de parte del vallado melillense por las heridas que causaban en quienes intentaban rebasar el perímetro.

En 2013 el Gobierno de Mariano Rajoy decidió colocar más concertinas en las vallas fronterizas, que no sólo coronarían el perímetro sino que podrían encontrarse también a pie de alambrada y en el intervallado, lo que provocó numerosas críticas tanto de entidades sociales como de los grupos de la oposición. De hecho, en 2014, el ahora presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se comprometió a retirarlas en caso de que llegase a La Moncloa. 

MEDIOS "MENOS CRUENTOS"

Horas más tarde, antes de participar en la jura de la XXXII Promoción de la Escuela Básica de la Policía Nacional de Ávila, el ministro consideraba la posibilidad de controlar las fronteras y los flujos migratorios con "medios menos cruentos", por lo que ha encargado un informe para suprimir las concertinas ubicadas en las vallas de Ceuta y Melilla.

Al respecto, tal y como ha explicado Grande-Marlaska, "es necesario tener un política seria" de control de las fronteras y los flujos migratorios, pero ha encargado un informe sobre las concertinas instaladas en la línea fronteriza de Ceuta y Melilla porque está "convencido" de que "se puede garantizar el mismo nivel de seguridad con medios menos cruentos".

Por ello, este informe encargado por el nuevo ministro de Interior pretende que se garantice las fronteras y su control "pero con los medios menos cruentos".

En relación a los 629 migrantes del 'Aquarius' que llegarán al puerto de Valencia y ante la posibilidad de que alguno de ellos pueda acabar en un centro CIE (Centro de Internamiento de Extranjeros), Fernando Grande-Marlaska, ha precisado que en todos los casos en materia de inmigración "se aplica el principio de legalidad" pero hay circunstancias excepcionales que la ley prevé, como es esta, lo que "posibilita un tratamiento específico".

Durante la ceremonia, la más númerosa en los últimos años con 1.289 agentes, ha destacado el valor y el papel del Cuerpo Nacional de Policía, a quien ha ofrecido trabajar "codo con codo".Tras constatar que el Cuerpo Nacional de Policía es "una de las instituciones más valoradas por los ciudadanos", ha manifestado su "compromiso" para acompañar a los agentes "en este camino" y "trabajar codo con codo por la seguridad de nuestro país y por los valores de nuestro Estado".

En su intervención, ha tenido palabras de reconocimiento y agradecimiento para los nuevos agentes, y ha reconocido que es "una alegría" que su primer acto público "coincida con una fecha tan importante" para ellos.

Grande-Marlaska, que ha estado acompañado del director general de la Policía en funciones, Germán López Iglesias, ha asegurado a los nuevos agentes que los ciudadanos les van a pedir, como integrantes de la Policía, "sensibilidad y decisión", necesarias y "fundamentales para llevar a buen término un servicio público que gira en torno a objetivos estratégicos, como el mantenimiento de la tranquilidad social y ciudadana, la erradicación de la violencia de género, la protección de las víctimas o la lucha contra la criminalidad organizada, el terrorismo y la ciberdelincuencia".

El ministro ha recordado su trayectoria en la judicatura, ya que su paso por la carrera judicial le ha permitido "trabajar" con la Policía "en numerosas ocasiones y conocer vuestro compromiso y lealtad a la sociedad española". "Sé que a partir de hoy velaréis por los derechos y libertades de todos nosotros, por garantizar la seguridad de nuestra sociedad, más allá de lo exigible, con vocación, dedicación y lealtad", ha añadido.

Grande-Marlaska ha concluido su intervención pidiendo a los nuevos policías que tomen como ejemplo a quienes les han precedido y que tengan presente a los compañeros que perdieron su vida en el cumplimiento del deber, ya que "el recuerdo y cariño siempre estarán con ellos y sus familiares".