Aguirre afea que al frente de la Oficina Antifraude pueda estar un "político" y propone que sea el interventor

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El PP presenta 33 enmiendas al reglamento

Aguirre afea que al frente de la Oficina Antifraude pueda estar un "político" y propone que sea el interventor

Esperanza Aguirre durante un pleno del Ayuntamiento de Madrid
EUROPA PRESS
Publicado 07/10/2016 13:00:56CET

Los populares quieren que se respete la confidencialidad y que la oficina no extralimite competencias

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, ha afirmado este viernes que le parece "muy chocante" que se pueda poner al frente de la Oficina Antifraude municipal a "un político elegido por los políticos" y ha propuesto que sea presidida por "un alto funcionario del Ayuntamiento de Madrid", en concreto, el interventor para dar a esta oficina "todas las posibilidades de prevenir en primer lugar y atender a las denuncias para atajar a tiempo" posibles casos.

Así lo ha manifestado la dirigente popular en una rueda de prensa ofrecida junto con el portavoz de la comisión de esta materia Percival Manglano. El PP ha presentado un total de 33 enmiendas al reglamento, una de ellas a la totalidad.

"Estamos a favor de la oficina, pero no queremos que sea una cosa política ni politizada", ha recalcado Aguirre, quien ha manifestado poca antes que "no hay nadie más interesado" que el PP y que incluso ella en que se pongan en marcha todas las medidas para evitar casos de corrupción en la política.

Además, la portavoz de PP municipal ha insistido en que debe estar presidida por un expertor y no por un activista político, ya que podría no tener ni idea.

"En el PP, somos los más abiertos y los más transparentes, estamos deseando que venga y nos controle. Somos los primeros interesados y yo, que lo he sufrido en mis carnes", ha dicho.

Por su parte, Manglano ha detallado que su grupo ha presentado 33 enmiendas al reglamento, siendo la primera una a la totalidad para que se devuelva a la Junta de Gobierno porque "no tiene competencia y extralimita sus funciones" solapándose con la Justicia.

"Las 32 enmiendas siguientes tienen que ver con el diseño de la oficina en sí y, por otro lado, con las competencias, partiendo en la premisa que el PP se presentó en unas elecciones con un proyecto de oficina que nos ha inspirado", ha señalado.

Así, ha destacado que "la clave" es que no dependa del Pleno, sino de la intervención general del Ayuntamiento, ya que es el organismo "más autónomo e independiente" del Consistorio madrileño.

"El nombramiento del director tendría que recaer en un funcionario nacional que pudiera ser un técnico. Esta oficina tiene que tener un carácter técnico. No queremos que sea un político. Es importante que sea un técnico y no un activista político. Y que dependa de las dos terceras partes del pleno", ha indicado.

También ha señalado en la idea de ser "cautelosos y celosos" con las competencias, añadiendo que "muchas de las facultades" de esta oficina preocupa a los funcionarios. Al respecto, ha destacado que el artículo 22.2 prevé que la confidencialidad puede ser suspendida, algo que puede amedrentar al colectivo. "No creemos que esté justificado. Una de las enmiendas es para que siempre sea confidencial", ha reseñado.

Además, ha insistido en que tiene que ser una oficina técnica y "en ningún caso política con objetivos políticos", criticando que se pueda solapar con la labor de las oficinas judiciales ante la previsión de que se pueda acudir con un abogado."Que sea la Justicia quien lo tenga que investigar", ha dicho.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies