El alcalde de Casariche pide calma a los vecinos ante "casos puntuales" e intentará incrementar la seguridad

El alcalde de Casariche (Sevilla), Basilio Carrión (PSOE)
EUROPA PRESS
Actualizado 08/01/2019 14:14:13 CET

Deja claro que "los hechos producidos no son ni mucho menos racistas" y que hay "colonias de rumanos y marroquíes" con quienes se convive sin problemas

CASARICHE (SEVILLA), 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El alcalde del municipio sevillano de Casariche, el socialista Basilio Carrión, ha pedido este martes "calma y tranquilidad" a la población tras los sucesos de la madrugada del lunes, después de que un grupo de vecinos se concentraron para increpar e intentar agredir a un varón de nacionalidad rumana que había sido detenido cuando se encontraba en el interior de una vivienda de la localidad perpetrando un robo junto a otro compatriota, que logró huir antes de ser arrestado por los agentes de la Guardia Civil.

En declaraciones a los medios, Carrión ha insistido en que es necesario "en estos momentos complicados" seguir desarrollando la vida "con tranquilidad y dentro de la convivencia" que caracteriza al municipio "a pesar de estos casos puntuales". Tras asegurar que se mantendrá la seguridad y que, incluso, se intentará incrementar, ha dejado claro que "los hechos que se han producido no son ni mucho menos racistas", ya que recuerda que el municipio tiene "colonias de rumanos, de subsaharianos y de marroquíes, donde se convive sin ningún problema especial".

En este sentido, ha explicado que hay que ir "por la vía legal y la actuación policial" para evitar más altercados. "Estas dos personas son, primero, delincuentes y, después, rumanos", ha apuntado y ha añadido que de hecho "alguno de ellos ya ha estado detenido en su país de origen".

Así las cosas, ha indicado que se trata de personas que están cometiendo "pequeños robos" que, en Casariche, han sido "puntuales" al "intentar robar un bolso y asaltar un domicilio". Eso sí, ha señalado que "la suerte y la fortuna de la actuación policial por su rápida y eficaz actuación, así como la colaboración ciudadana, posibilitó la detención de uno de ellos".

Preguntado por la seguridad en el municipio, Carrión ha asegurado que
"hay una mayor coordinación" con la Guardia Civil y la Policía Local que, "algunas veces no es visual para que no se detecte". No obstante, ha afirmado que la vigilancia va a continuar y si pueden la incrementarán, siempre en coordinación con la Guardia Civil pero "dentro de un ámbito de normalidad".

"Creemos que no se tiene que producir una alarma social generalizada, ya que son casos puntuales", ha insistido el alcalde, al tiempo que ha anunciado que se convocará una Junta Local de Seguridad del mismo modo que se realizan cuando hay "algún evento" en la localidad.

Por último, ha apostado por solucionar el suceso "entre todos" en el marco de "un ámbito de convivencia, de un pueblo pacífico y trabajador". Además, ha dejado claro que "los hechos que se han producido no son ni mucho menos racistas", ya que el municipio tiene "colonias de rumanos, de subsahariano y de marroquíes donde se convive sin ningún problema especial". "Casariche es un pueblo acogedor y vamos a seguir en esta línea, tajando el problema entre todos", ha cerrado Carrión.

VECINOS AFECTADOS

Por su parte, el padre de una menor a la que intentaron robar un bolso, David Muñoz, ha relatado que el día 25 de diciembre su hija de 14 años se dirigía a su vivienda con unos amigos cuando "un hombre rumano" se le acercó pidiéndole fuego e intentó robarle. "No sabemos las intenciones que tenía pero le agarró el brazo y mi hija entró en un estado de pánico. Tuvo la suerte de que yo estaba cerca y fui a socorrerla", ha explicado.

De su lado, la madre de la dueña de la vivienda donde intentaron perpetrar un robo, Pilar Marín, ha comentado que fueron dos personas las que entraron en su domicilio, si bien ha saludado la rapidez de la Policía Local que impidió que entraran en la vivienda. "El pueblo tiene miedo porque siguen con todos sus derechos, pero hay delincuentes que deben estar en la cárcel sean quienes sean", han concluido.

Contador