El Congreso decide hoy si prioriza bajar impuestos al flexibilizar la regla de gastos, como piden PP y Ciudadanos

Publicado 22/11/2018 8:22:41CET
CONGRESO - Archivo

Ambas enmiendas a la totalidad buscan tumbar la ley de Unidos Podemos para que los ayuntamientos saneados puedan utilizar superávit

MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Congreso debate este jueves las propuestas de PP y Ciudadanos para flexibilizar la aplicación de la regla de gasto y favorecer con ello que las administraciones locales puedan destinar este mayor margen en reducir la presión fiscal.

Estas propuestas se recogen en sus enmiendas a la totalidad a la proposición de ley con la que Unidos Podemos busca flexibilizar la aplicación de la regla de gasto, en línea de otorgar un mayor margen a las administraciones saneadas para utilizar su superávit. La iniciativa se registró en octubre de 2017, hace ya más de un año, y desde entonces se ha sometido a más de treinta prórrogas para presentar enmiendas.

En su texto alternativo, el PP busca ampliar el apartado de la ley dedicado a las reglas especiales para el destino del superávit, añadiendo nuevos supuestos a las conocidas como inversiones financieramente sostenibles, que ya recoge actualmente la norma. Concretamente, bonificaciones fiscales y ayudas sociales.

Así, su propuesta permitiría a los ayuntamientos destinar este excedente en bonificaciones de impuestos locales "para el fomento de la actividad económica y la creación de empleo de autónomos y pymes" y ayudas sociales para "colectivos especialmente vulnerables".

Entre ellos, el PP cita a familias numerosas, pensionistas, víctimas de violencia de género, parados de larga duración y desempleados mayores de 52 años.

LA BAJADA DE IMPUESTOS NO COMPUTARÍA SI NO HAY DÉFICIT

Por su parte, Ciudadanos propone otra vía para permitir una bajada de impuestos, aunque en su caso para todas las administraciones públicas, pues modifica la propia aplicación de la regla de gasto y su cómputo para los próximos ejercicios.

Así, su enmienda a la totalidad que confrontará a la iniciativa de Unidos Podemos permite que el descenso de ingresos como consecuencia de una bajada de impuestos no se tenga en cuenta a la hora de calcular el nivel de gasto para próximos ejercicios, siempre que esta rebaja fiscal no haya provocado incurrir en déficit estructural.

Por otro lado, incluye un nuevo requisito para que las entidades locales puedan emplear el superávit presupuestario, al exigir que, además de los requisitos vigentes, estas corporaciones mantengan un plazo medio de pago a proveedores inferior a los 30 días.

CS APUESTA TAMBIÉN POR LEVANTAR EL VETO DEL SENADO

La formación también apuesta por modificar el procedimiento para la aprobación de la senda de estabilidad, y en su propuesta comparte con PSOE y Unidos Podemos la necesidad de levantar el veto irreversible del Senado.

Eso sí, Ciudadanos propone que para poder revertir un posible rechazo de la Cámara Alta a los objetivos de déficit y de deuda sea necesario recabar una mayoría reforzada de tres quintos en la votación del Congreso.