Las 15 crisis humanitarias que marcarán 2017 (y que no hay que olvidar)

 

Las 15 crisis humanitarias que marcarán 2017 (y que no hay que olvidar)

Actualizado 17/05/2017 12:32:58 CET

MADRID, 19 Feb. (EDIZIONES) -

Actualmente, una de cada 113 personas que hay en el mundo es un solicitante de asilo, un desplazado interno o un refugiado. Las guerras y los conflictos armados, pero también los desastres naturales y los efectos del cambio climático, han provocado que una cifra récord de personas se haya visto obligada a tener que abandonar sus hogares.

El resultado de ello es un número sin precedente de crisis humanitarias y de personas necesitadas de asistencia. Por ello, la ONU ha hecho para 2017 su mayor llamamiento de fondos hasta la fecha: 22.200 millones de dólares para atender a 92,8 millones de personas.

Además, actualmente hay cuatro países en riesgo de hambruna: Nigeria, Yemen, Somalia y Sudán del Sur, aunque en este último caso el pasado 20 de febrero ya se declaró la hambruna en dos condados y hay 100.000 afectados. Según la ONU hay 20 millones de personas en riesgo de hambruna, por lo que ha pedido 4.400 millones de dólares para evitarlo y ha advertido de que estamos ante la mayor crisis humanitaria desde 1945.

1. AFGANISTÁN

La ONU vaticina que será un año "difícil" para Afganistán. Actualmente, en el país hay 1,2 millones de personas 'en movimiento', entre refugiados regresados desde Pakistán y desplazados internos, y la perspectiva es que la cifra siga aumentando, ya que Islamabad mantiene su política de que todos los refugiados afganos salgan del país antes de final de año. Según la OCHA, unos 500 afganos se han visto obligados a dejar sus hogares al día en lo que va de 2017 por la violencia.

Además, el conflicto con los talibán --a lo que se suma ahora la presencia en algunas zonas de Estado Islámico-- se ha recrudecido y 2016 dejó una cifra récord de víctimas, con 11.418 muertos y heridos, de los que más de 3.500 eran niños. La ONU ha pedido 550 millones de dólares para 2017 con el fin de atender a 5,7 millones de personas.

2. BIRMANIA

Los rohingya son una minoría musulmana que vive esencialmente en el estado de Rajine, en Birmania, un país de mayoría budista. Privados desde 1982 de la nacionalidad, estos apátridas se han visto privados de sus derechos y han sido víctimas de abusos. Su situación ha empeorado en los últimos meses, a raíz de la operación lanzada por el Ejército en Rajine tras un ataque en la frontera en el que murieron nueve policías.

Fuentes de la ONU han indicado que hasta 1.000 rohingya podrían haber muerto en la represión, mientras que otros 70.000 han buscado refugio en el vecino Bangladesh. El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos ha acusado al Ejército birmano del "asesinato de niños, mujeres y ancianos" así como de otras "atrocidades". Por el momento, el Gobierno que lidera Aung San Suu Kyi se ha limitado a decir que investigará las acusaciones.

El 24 de marzo, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU acordó la creación urgente de "una misión internacional de recogida de datos para establecer los hechos y circunstancias de las presuntas violaciones de los Derechos Humanos cometidas por las fuerzas de seguridad y el Ejército de Birmania". El Ejecutivo birmano tachó la medida de "inaceptable".

3. COREA DEL NORTE

Las dificultades del país para producir suficientes alimentos para sus 24,8 millones de habitantes hacen que unos 18 millones --4,95 millones de ellos niños-- se encuentren en situación de inseguridad alimentaria.

Según UNICEF, uno de cada cuatro niños padece desnutrición crónica y unos 200.000 se enfrentan a malnutrición aguda. Además, el 20 por ciento de la población no tiene acceso a agua potable y saneamiento adecuado. La ONU ha pedido 122 millones de dólares para ofrecer asistencia a 13 millones de personas.

4. CUENCA DEL LAGO CHAD

La violencia del grupo terrorista Boko Haram se ha extendido en los últimos años desde Nigeria a los vecinos Camerún, Chad y Níger, países ribereños del lago Chad. Actualmente, hay 11 millones de personas necesitadas de ayuda en la zona, incluidos 2,3 millones que se han visto desplazados de sus hogares, en algunos casos hacia los países vecinos.

Además, se estima que unos 7 millones de personas --una de cada tres familias-- se enfrentan a inseguridad alimentaria, siendo la situación especialmente grave en el noreste de Nigeria, donde existe riesgo de hambruna. En total, se calcula que hay unos 515.000 niños con malnutrición aguda severa. Para atender estas necesidades, la ONU ha pedido 1.500 millones de dólares para 2017.

5. IRAK

El Gobierno iraquí lanzó el 17 de octubre de 2016 la ofensiva para arrebatar Mosul, segunda ciudad del país, a Estado Islámico. Tras recuperar con éxito la parte oriental, desde el pasado 19 de febrero se puso en marcha el asalto sobre el oeste, donde se encuentra la Ciudad Vieja, lo que dificulta el avance.

Según la ONU, más de 300 civiles han muerto en el asalto sobre la parte occidental, principalmente en bombardeos aéreos contra edificios en los que Estado Islámico ha obligado a entrar o quedarse a la población civil, con el fin de usarlos como escudos humanos.

De acuerdo con datos publicados por ACNUR, más de 400.000 se han visto desplazadas por la ofensiva sobre la parte occidental de la ciudad, mientras que el total de desplazados desde octubre es de más de 610.000. Se estima que dentro del oeste de Mosul quedarían unos 360.000 civiles.

Además de Mosul, en el conjunto del país hay 11 millones de personas que necesitan asistencia y 3,5 millones de desplazados internos, mientras que 245.000 iraquíes han buscado refugio en los países de la zona. Para 2017, la ONU prevé que serán necesarios 930 millones de dólares.

6. LIBIA

La inestabilidad política, con un Gobierno de unidad que aún no ha conseguido imponer su autoridad en todo el país, unida a la presencia de grupos armados enfrentados y del grupo terrorista Estado Islámico, así como a la frágil economía han dejado a 2,4 millones de personas necesitadas de asistencia y protección en Libia.

Estas personas, según la OCHA, apenas tienen acceso (o no lo tienen) a atención sanitaria, no disponen de alimentos suficientes ni de agua potable, como tampoco de vivienda o acceso a la educación. Entre ellas, además de libios, figuran numerosos refugiados, solicitantes de asilo e inmigrantes, quienes además son víctimas de abusos y detenidos en muchos casos antes de poder hacer la peligrosa travesía del Mediterráneo hacia Europa. La ONU pide 151 millones de dólares para 2017.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha denunciado que la ruta que siguen miles de personas para tratar de escapar de la pobreza y la violencia en África y dar el salto desde Libia a las costas del sur de Europa ha dado pie a todo un "mercado de esclavos" en el que las personas son compradas y vendidas como productos, sujetas a la extorsión de unas mafias dispuestas a exprimirlas al máximo.

7. MALÍ

Pese al acuerdo de paz entre el Gobierno y los rebeldes tuareg de 2015, los ataques de grupos islamistas y otros grupos armados persisten en el norte de Malí y se están extendiendo al centro. Como consecuencia de ello, hay unas 50.000 personas desplazadas dentro del país y otras 141.000 han buscado refugio en los países vecinos.

Según la OCHA, hasta 3,8 millones de personas se enfrentarán a inseguridad alimentaria entre junio y agosto de este año, de las que más de 600.000 se encontrarán en situación de "crisis" o "emergencia". Los ataques de grupos islamistas han tenido un fuerte impacto en la educación, debido al cierre de unas 500 escuelas en el norte y el centro, lo que ha afectado a unos 150.000 niños. La ONU ha pedido 293 millones de dólares para 2017.

Por su parte, Médicos Sin Fronteras (MSF) ha denunciado que los diferentes contingentes militares internacionales que operan en Malí, incluida la Misión de la ONU (MINUSMA), con el fin de atajar la inseguridad reinante están utilizando el reparto de ayuda humanitaria con fines políticos y militares, lo que pone en riesgo al resto de trabajadores humanitarios en el país.

8. REPÚBLICA CENTROAFRICANA

La llegada al poder del presidente Faustin-Archange Touadera en marzo supuso nuevas esperanzas para RCA, pero aunque la estabilidad ha retornado a algunas zonas, el conflicto que enfrenta a los antiguos rebeldes de Séléka, mayoritariamente musulmanes, con las milicias 'anti-balaka', predominantemente cristianas, aún no ha quedado superado.

Actualmente todavía hay 400.000 desplazados internos y 2,2 millones de personas necesitan ayuda humanitaria, ante lo cual la ONU ha pedido 400 millones de dólares para 2017.



9. REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO

El conflicto armado y la inseguridad en RDC han creado una de las crisis humanitarias más enconadas y complejas del mundo, según la OCHA. En 2016, 7,3 millones de personas se vieron afectadas por conflictos armados a nivel local y regional, especialmente en el este del país.

Según la ONU, hay 6,9 millones de personas que necesitan ayuda urgente, 4,2 millones de las cuales son niños y 2,1 millones son desplazados internos. Por otra parte, hay 4,4 millones de personas en inseguridad alimentaria (el 43%) y 3,9 millones de niños malnutridos. Para cubrir estas necesidades se ha hecho un llamamiento de 748 millones de dólares.
 
A un panorama ya complejo se sumó desde el pasado mes de agosto la milicia Kamuina Nsapu, que opera en la región de Kasai. Como consecuencia de sus ataques y de la represión por parte de las fuerzas congoleñas, hay ya más de 1,1 millones de desplazados internos y otros 11.000 se han refugiado en Angola. La ONU ha pedido 65 millones de dólares para atender esta crisis.



10. SAHEL

El Sahel incluye zonas de Burkina Faso, Chad, Malí, Mauritania, Níger, Nigeria y Senegal. Aquí, una de cada cinco familias es vulnerable a la inseguridad alimentaria, una de cada dos personas vive en la pobreza y 12 millones de personas necesitan ayuda alimentaria urgente.
Ante este panorama, las organizaciones humanitarias han pedido 2.660 millones de dólares (incluye parte de lo solicitado para Lago Chad) para atender a 15 millones de personas. "El Sahel se enfrenta a retos considerables y seguirá siendo una de las mayores operaciones humanitarias en 2017", ha subrayado el coordinador humanitario de la ONU para la región, Toby Lanzer.



11. SIRIA

Los seis años de conflicto en Siria ha provocado la mayor crisis humanitaria actual, con 13,5 millones de personas necesitadas de ayuda, incluidas casi 5 millones que están en zonas de difícil acceso o asediadas. Unos 4,8 millones de sirios han buscado refugio fuera del país, mientras que otros 6,3 millones están desplazados dentro del mismo, en algunos casos tras tener que moverse varias veces.


A esto se suma que 85% de la población vive en la pobreza, que 7 millones sufren inseguridad alimentaria y que 1,75 millones de niños no tienen acceso a la escuela. Como resultado de ello, la ONU ha solicitado 3.400 millones de dólares para 2017. Además, ha pedido 4.300 millones para los refugiados sirios.

12. SOMALIA

La elección Mohamed Abdullahi 'Farmajo' como nuevo presidente de Somalia el 8 de febrero ha suscitado nuevas esperanzas, si bien el país se enfrenta aún a la violencia del grupo terrorista Al Shabaab y se está viendo golpeado por una grave sequía. Actualmente, al menos 6,2 millones de personas necesitan ayuda humanitaria para subsistir.



Según UNICEF, cerca de 944.000 niños sufrirán malnutrición aguda a lo largo de 2017. Además, hay 1,1 millones de desplazados internos, principalmente en zonas urbanas como Mogadiscio, que acoge a 400.000 de ellos. Ante este panorama, la ONU ha solicitado 840 millones de dólares para 2017..

13. SUDAN DEL SUR

El conflicto que estalló en diciembre de 2013 entre los partidarios del presidente, Salva Kiir, y el exvicepresidente Riek Machar no ha cesado. Como consecuencia del mismo, y de la grave crisis económica que atraviesa el país, actualmente la ONU estima que unos 7,5 millones de personas necesitan ayuda humanitaria, para lo cual se han pedido 1.600 millones de dólares para 2017.


En total, 1,9 millones de personas se han visto desplazadas dentro del país y otros 1,5 millones han buscado refugio en los países vecinos, principalmente Uganda, lo que ha convertido a Sudán del Sur en la mayor crisis de refugiados en África, según ACNUR. 

El Gobierno sursudanés ha declarado ya la hambruna en algunas zonas del país y la ONU ha advertido de que hay un millón de personas al borde de la hambruna. A menos que no llegue la ayuda, para julio podría haber 5,5 millones en situación de inseguridad alimentaria.

14. UCRANIA

El conflicto en el este de Ucrania, que desde abril de 2014 enfrenta al Ejército ucraniano y los rebeldes separatistas apoyados por Moscú, parece haberse recrudecido en las últimas semanas. En total, hay 4,4 millones de personas afectadas y 3,8 millones necesitan ayuda humanitaria. De este total, 2,9 millones viven en las zonas bajo control rebelde.



Hasta la fecha, unas 10.000 personas han muerto en el conflicto, entre ellas 2.000 civiles, mientras que 1,7 millones se han visto desplazadas. La ONU ha pedido 214 millones de euros para atender a quienes necesitan ayuda en 2017

15. YEMEN

Unos 18,8 millones de personas, es decir, dos tercios de la población de Yemen, necesitan ayuda humanitaria como consecuencia del conflicto. Unos 10,3 millones están en una situación más grave y necesitan con urgencia algún tipo de asistencia como comida, atención sanitaria, agua potable y saneamiento y protección. Además, 3,3 millones de personas, entre ellas 2,1 millones de niños, se encuentran gravemente malnutridos. Por ello, la ONU ha pedido 2.100 millones de dólares para atender a 12 millones de personas.


Yemen no se encuentra oficialmente en situación de hambruna, pero está a un paso de ello, según alerta la ONU, que advierte de que en las circunstancias actuales, con más del 70 por ciento de la población necesitada de ayuda y 462.000 niños a un paso de la muerte por malnutrición severa aguda, un niño muere cada diez minutos en el país.

Según el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, casi 1.500 niños han sido reclutados por alguna de las partes enfrentadas en la guerra, principalmente los rebeldes huthis. De acuerdo con UNICEF, el número de niños heridos y reclutados se ha duplicado desde el inicio del conflicto. Además, desde marzo de 2015, más de 4.600 civiles han muerto y más de 8.100 han resultado heridos en el conflicto.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies